La fotovoltaica en el mundo: Kazajistán y Burkina Faso

El viceministro de Energía de Kazajistán, Gani Sadibekov, anunció que se convocarán varias subastas de proyectos de energía renovable a gran escala este año, y que la primera ronda de licitación se realizará en mayo. En general, el gobierno tiene la intención de asignar alrededor de 1 GW de capacidad de generación de energía renovable a través de las licitaciones.

“Varias compañías nacionales y extranjeras, incluidas ACWA Power (Arabia Saudí), Sky Power (Canadá), Shell, General Electric (Estados Unidos) y Goldwind (China) expresaron su deseo de participar en la subasta”, dijo el Gobierno kazajo en su declaración. No se proporcionaron más detalles sobre las bases de licitación de las subastas o la cuota final para cada tecnología.

Cuando se lleve a cabo, el nuevo esquema de subasta será el primer intento serio de Kazajistán por aumentar la proporción de energías renovables en su mix energético tras varios intentos fallidos de introducir un programa FIT por parte del gobierno.

La transición al esquema de subastas fue anunciada el año pasado por el ministro de Energía, Kanat Aldabergenovich Bozumbayev.

Actualmente hay varios proyectos fotovoltaicos a gran escala en desarrollo en el país que podrían competir en la subasta. El más reciente es un proyecto solar fotovoltaico de 14 MW planificando la empresa solar francesa Urbasolar.

Otro proyecto es el Parque Solar Baikonur de 50 MW, que se ubicará en la región de Kyzylorda, al sur del país, cerca de la frontera con Uzbekistán. La promotora del proyecto, Samruk Kazyna United Green Energy Ltd, también planea instalar otros dos parques solares de 50 MW en Kazajistán: el Burnoye Solar-1 y el Burnoye Solar-2, ambos en la región sur de Zhambyl. Ambos serán financiados por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo.

Además, la empresa local KB Enteprise está planificando una planta fotovoltaica de 100 MW con el apoyo de ABB cerca de Kabanbay, en el distrito de Tselinograd, al norte del país.

 

El Ministerio de Energía de Burkina Faso reveló un plan para instalar ocho parques solares adicionales con una capacidad combinada de 100 MW en el país.

Según reveló el ministerio en un comunicado oficial publicado en su cuenta de Facebook, estos proyectos se desarrollarán en 7 regiones diferentes: dos de ellos, con una capacidad de 10 MW y 20 MW, se ubicarán en la Región Centro, la zona más poblada y urbanizada del país, mientras que los seis proyectos restantes se construirán en las regiones de Sahel (15 MW), Est (10 MW), Boucle du Mouhoun (15 MW), Hauts-Bassins (10 MW), Nord (10 MW) y Cascades (10 MW).

Cada uno de ellos requerirá una superficie de entre 20 y 60 hectáreas y será declarado de utilidad pública. No se proporcionaron más detalles técnicos o financieros sobre los proyectos, ni se dijo bajo qué marco normativo se desarrollarán.

Se espera que las instalaciones solares mejoren el suministro de energía en todas las regiones relacionadas, dijo el ministro de Energía de Burkina Faso, Alpha Oumar Dissa.

El país depende actualmente en gran medida de los combustibles fósiles para el suministro de energía que puede cubrir con la producción de energía doméstica, que representa aproximadamente el 80 % de la demanda total. Sin embargo, alrededor del 80 % de su población todavía no tiene acceso a la electricidad.

Actualmente, el país tiene una capacidad fotovoltaica operativa de 33 MW, que está representada por la central de energía solar Zagtouli, que entró en operaciones a fines de noviembre. En general, Burkina Faso tiene una capacidad total de generación de energía de alrededor de 250 MW. El país cubre alrededor del 20 % de su demanda con importaciones de electricidad de sus vecinos Ghana, Togo y Costa de marfil.