La fotovoltaica en el mundo: Reino Unido y Palestina

Las dos compañías anunciaron ayer que Shell se convertiría en el único cliente de la planta de energía solar fotovoltaica Bradenstoke de 69,8 MW, la más grande de Inglaterra y la segunda más grande del Reino Unido, en virtud de un PPA de cinco años.

Ni Shell ni BSR han declarado nada sobre el importe del PPA. Sin embargo, Graham Harding de BSR dijo a pv magazine que la planta, que fue la primera que se desarrolló con el Ministerio de Defensa británico, y que comenzó a construirse en marzo de 2015, recibe un subsidio en forma de Certificados de Obligaciones Renovable (ROC) de de 1.4 por MWh.

Prashant Khorana, un consultor de energía renovable en Consultmake, dijo que, para los clientes comerciales e industriales, los precios de la energía son altos y los incentivos disponibles se han reducido, lo que significa que “si logras que un cliente pague alrededor de £ 100 / MWh, es un negocio atractivo”.

Lara Hayim, de Bloomberg New Energy Finance, agregó: “Han quedado atrás los días en que las plantas subsidiadas de Reino Unido podrían firmar contratos de PPA de 15-20 años. Un contrato de 5 años no será suficiente para incentivar a British Solar Renewables a ofrecer precios muy competitivos y es poco probable que el PPA haya sido firmado a menos de 70 libras / MWh “.

La planta de Bradenstoke, propiedad de Siem Europe SARL y los activos administrados y operados por BSR, está compuesta por 269.000 módulos solares fotovoltaicos y tiene una capacidad de exportación de 50 MW de CA. Genera alrededor de 65 GWh de energía al año.

La portavoz de Shell, Sally Donaldson, dijo a pv magazine que el acuerdo encaja en la estrategia de New Energy Business de Shell, presentada en junio de 2016, de centrarse en la comercialización de energía. En una actualización de la estrategia en noviembre pasado, la empresa anunció que aumentaría el capital asignado a este negocio a de 1.000 millones a 2.000 millones de dólares anuales hasta 2020.

Últimamente, Shell ha aumentado su apuesta solar, después de haber anunciado en enero la compra de una participación del 44 % en Silicon Ranch, con sede en Estados Unidos.

 

En Palestina, el Fondo de Inversión Palestino (PIF) y el Ministerio de Educación han firmado un acuerdo para instalar 35 MW de energía solar fotovoltaica en los techos de 500 escuelas públicas. El proyecto requerirá una inversión de 35 millones de dólares que proporcionará el PIF. Se espera que el proyecto se finalice en cuatro años.

La ceremonia de firma contó con la presencia del primer ministro palestino, Rami Hamdallah, quien dijo que el acuerdo es parte de los esfuerzos del gobierno para integrar las energías renovables con las instituciones gubernamentales.

Mohammad Mustafa, director de PIF, agregó que el proyecto es el primero de su tipo en la región, y promoverá el desarrollo del proyecto Light Palestine, lanzado por PIF.

El ministro de la autoridad energética, Zafer Melhem, comentó: “Esto contribuye a reducir la dependencia de la energía importada y lograr la seguridad energética, la diversificación de las fuentes de energía, el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente”.

La industria solar palestina ha logrado grandes avances en el último año. En julio, la empresa turca Zorlu Energy firmó un memorando de entendimiento con la palestina JDECO para la construcción de un número no especificado de plantas solares en la región del Medio Oriente.

Además, el Banco Mundial anunció en agosto una iniciativa de 2,5 millones de dólares, que apoyará la instalación de alrededor de 1 MW de sistemas fotovoltaicos sobre cubierta. Se prevé que se instalen 1.000 sistemas fotovoltaicos con una potencia de 1 kW cada uno en el marco del programa.