Científicos estadounidenses usan aditivos para mejorar el rendimiento de las células solares orgánicas

Investigadores del Argonne-Northwestern Solar Energy Research Center (ANSER), que es una colaboración de la Northwestern University y del laboratorio nacional Argonne del Departamento de Energía de EE. UU., están buscando mejorar las microestructuras moleculares de las células solares orgánicas mediante el uso de aditivos.

Los científicos han desarrollado la capa fotoactiva de la célula a partir de una película delgada que se produjo a través del recubrimiento por rotación. En el proceso, el material utilizado para crear la película delgada se diluyó en un solvente en una superficie giratoria. Esto, dijo el grupo de investigación, permitió observar a través de una línea de rayos X cómo evoluciona la estructura cristalina de la película en tiempo real.

El estudio, publicado en la revista científica Advanced Materials, enfatiza cómo ciertos aditivos pueden afectar considerablemente tanto al tiempo que necesita la estructura de la película para  cambiar como a las estructuras intermedias que la película adopta durante la evolución. Además, el estudio muestra que las películas que se producen con aditivos y de manera lenta generalmente rinden mejor que las películas que se forman más rápido.

“Los productores de células solares a menudo pasan rápidamente al siguiente paso en la producción después del recubrimiento por rotación, lo que tiene el potencial de bloquear la morfología mientras la estructura se está formando. Esto puede afectar significativamente el rendimiento de la célula, de manera positiva y negativa”, dijo el coordinador de investigación, Eric Manley.

Ahora se analizarán las estructuras más complejas y se tomarán en cuenta diferentes opciones sobre cómo mejorar el rendimiento de las células, concluyó el equipo de investigación.