La fotovoltaica en el mundo: la India y Corea del Sur

Share

Las energías renovables y el gas natural representarán la mayor parte del mix energético nacional de Corea del Sur en los próximos 12 años, ya que el gobierno pretende facilitar el desarrollo de hasta 30 GW de capacidad solar, según un nuevo plan del gobierno del país asiático para el suministro y la demanda de electricidad.

A fines de 2016, la capacidad fotovoltaica instalada total de Corea del Sur era de aproximadamente 5 GW, dijo la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA).

“Corea producirá más energía a partir de fuentes de energía renovables y gas natural, mientras que reducirá gradualmente su dependencia del carbón y la energía nuclear”, dijo el Ministerio de Comercio, Industria y Energía (MOTIE) en un comunicado de prensa.

Según el plan propuesto, la nación generará el 20 % de su electricidad a partir de energías renovables en 2030 y el gas natural representará el 18,8 % de la generación total. Las plantas de carbón generarán el 36,1 % de la electricidad del país en los próximos 12 años, mientras que las plantas nucleares producirán el 23,9 %.

Las energías renovables representarán el 33,7 % de la capacidad total instalada de energía del país hacia el final de este período, siendo que su representación en 2017 ha sido de tan solo el 9,7 %. La capacidad de generación a carbón y nuclear disminuirá de aproximadamente el 50,9 % del mix energético actual a aproximadamente un tercio del total nacional en 2030, dijo el MOTIE.

El gobierno de la India está implementando un plan de 1.700 millones de dólares para fomentar el desarrollo de una industria fotovoltaica nacional.

Según informa el Ministerio de las energías renovables del país, la capacidad actual total de fabricación de células y módulos en la India es de 3,1 GW y 8,8 GW respectivamente. Sin embargo, la capacidad actualmente utilizada es de solo 1,5 GW para los módulos y 2-3 GW para las células.

El gobierno explica los bajos niveles de utilización de la capacidad disponible con la falta de una base de fabricación de polisilicio, lingotes y obleas, es decir, las etapas iniciales de la cadena de fabricación de energía solar fotovoltaica. Además, hay una falta de integración, economías de escala y tecnología moderna, lo que resulta en mayores costos de producción. Según el gobierno, además, los precios de los sistemas solares residenciales no son competitivos en comparación con los de los fabricantes extranjeros, especialmente de los importados de China.

Además, los fabricantes nacionales tienen que pedir préstamos a tasas de interés más altas, en comparación con los fabricantes extranjeros, lo que también aumenta los costos de producción.

Debido a las sombrías perspectivas futuras, los fabricantes tampoco están motivados para aumentar sus capacidades de fabricación. Según fuentes de la industria, algunas de las razones de la escasa capacidad de fabricación son el alto costo de la tierra y la electricidad, la baja utilización de la capacidad, el alto costo del financiamiento y la falta de mano de obra cualificada.