Nicaragua amplía a cinco años los beneficios fiscales para las renovables

La Asamblea Nacional de Nicaragua ha aprobado la reforma de la Ley 532 para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables que prolonga de hecho los incentivos fiscales para las energía renovables por otros cinco años.

Los beneficios fiscales, cuya terminación estaba prevista para finales de 2017, estarán vigentes hasta el primero de enero del 2023. La reforma ha sido impulsada por el presidente de Guatemala, Daniel Ortega.

“Hay estudios avanzados de proyectos y se hace valoración de fuentes renovables que tiene el país que han permitido identificar potenciales lugares donde se pueden desarrollar proyectos de generación renovables, por ejemplo con el sistema eólico y solar”, dijo la diputada Jenny Martínez Gómez.

En su comunicado, la Asamblea Nacional dijo que el Ministro de Energía y Minas, Salvador Mansell, ha informado recientemente al Parlamento de que, dentro de los proyectos que se están desarrollando actualmente en materia de inversión en fuentes energéticas renovables, están los estudios en la Cuenca de Río Grande de Matagalpa realizada por una empresa alemana y financiado por el BID con fondos nórdicos para la generación de aproximadamente 700 megavatios. “También,” se lee en el comunicado, “se están evaluando dos proyectos en Mojolca y Copalar Bajo llevándolo a factibilidad con las mismas fuentes de financiamiento”.

La Asamblea Nacional de Nicaragua ya aprobó en junio una reforma a la Ley de Industria Eléctrica, Ley 272, cuya rápida tramitación había sido pedida por el mismo Ortega, que autoriza a las distribuidoras eléctricas Disnorte y Dissur a comprar electricidad de pequeños productores.

Esta reforma facultó al Ministerio de Energía y Minas para regular el esquema de medición neta a través de una Normativa sobre Generación Distribuida.

A través de sus nuevas políticas para las renovables, el gobierno de Nicaragua quiere incrementar la participación de generación de energía basada en recursos renovables aproximadamente del 55 por ciento en el año 2018 al 64 por ciento en el año 2023 y al 73 por ciento en el año 2030.