Las Tuna, en Cuba, se vuelve solar

La provincia de Las Tunas, situada en la región oriental de la isla, está impulsando la tecnología fotovoltaica. El parque fotovoltaico Parada 1 no se encuentra aún a plena capacidad, pero ya entrega energía al Sistema Electroenergético Nacional.

Poco después de la puesta en marcha de Parada 1 a mediados de septiembre de este año, se levantaron rápidamente otras dos construcciones de este tipo, Manatí y Parada 2, este último de 4,4 MW de potencia, el más grande de la provincia. Contará con 17.600 paneles instalados sobre 4 hectáreas.

Está previsto que comiencen a funcionar en el primer trimestre del año próximo.

El portal informativo cubano Cubadebate ha publicado que en las obras colaboran fuerzas de las divisiones territoriales del Ministerio de la Construcción y Copextel junto a la Empresa Eléctrica de Las Tunas.

Los planes de desarrollo prevén en Las Tunas la construcción a corto plazo de 10 parques, tres de los cuales comenzarán a erigirse en el 2018, aunque la cifra podría aumentar. Se espera que en el 2020 se generen en Las Tunas 51 MW, más de un tercio de la demanda diaria actual del territorio.

Según el mencionado portal, los parques forman parte de una política del Estado que se está llevando a cabo en todo el país como parte de las estrategias de desarrollo energético y que abarcan además la instalación de equipos de bombeo fotovoltaico en la actividad agropecuaria y calentadores solares en instituciones de salud, educativas y turísticas. También se han beneficiado más de 200 familias con la instalación de módulos fotovoltaicos para zonas intrincadas y sin electrificar.

Este año, la isla comenzó la construcción de 59 parques fotovoltaicos con el propósito de avanzar en su estrategia de cambiar la matriz energética para generar energía limpia y reducir su dependencia del petróleo.