La fotovoltaica en el mundo: Israel y China

La empresa alemana BELECTRIC ha firmado un contrato EPC para la construcción de una planta solar de 120 MW cerca de la ciudad de Zeélim, en Israel. Solel Boneh Ltd. Será socio de BELECTRIC Israel, una filial de BELECTRIC que actúa como proveedor de servicios para la operación y mantenimiento de la planta. El propietario será la sección de energías renovables del consorcio israelí Shikun & Binui. La construcción está prevista para los próximos meses, y la puesta en funcionamiento para 2019. Aunque BELECTRIC ya ha puesto en marcha 17 proyectos solares desde 2013 en Israel que suman una potencia de 200 MW, la planta será el mayor proyecto fotovoltaico que la empresa construirá fuera de Alemania.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas de China (NDRC) y la Administración Nacional de Energía (ANE) han revelado que han creado un programa piloto para comenzar a operar como mercado mayorista para electricidad de generación distribuida a comienzos de febrero. La plataforma de comercio, que permitirá a los propietarios de proyectos solares y eólicos de generación distribuida vender electricidad directamente a los consumidores, estará lista a finales de diciembre, según ha comunicado la ANE. El programa se someterá a evaluación a finales de junio de 2018. Según un comunicado remitido por el mayor fabricante de solar de China, JinkoSolar, el comercio directo implicará menos dependencia de subsidios para la fotovoltaica, que competirá al mismo nivel con las plantas de carbón, de modo que los fabricantes tendrán que acelerar el descenso de los gastos de producción.

El programa piloto contempla un servicio de compraventa directo bajo el cual los mayores consumidores como oficinas, negocios y fábricas podrán comprar electricidad directamente a los generadores, ya sea de modo bilateral o por mecanismos de subastas.