El Partido de Acción Nacional de México propone usar la solar para abastecer las escuelas

Ingrid Krasopani Schemelensky Castro, secretaria de la Comisión de Desarrollo Metropolitano del PAN, publicó el pasado 30 de octubre en la Gaceta de los Diputados del Gobierno de México una petición en la que propone utilizar energía solar y otras fuentes limpias para producir electricidad en las escuelas.

El comunicado literalmente exhorta “al titular del Ejecutivo federal para que a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Secretaría de Energía y la Secretaría de Educación Pública, para que en el ámbito de sus competencias, promuevan la utilización de energía solar y otras fuentes renovables y limpias para producir energía eléctrica en los planteles pertenecientes a la Secretaría de Educación Pública”.

Según la Comisión Federal de electricidad de México (CFE), el 10,4 % de los recintos dependientes de la Secretaría de Educación Pública no tenía acceso a la electricidad en 2016. Además, los estados más pobres del país cuyas instalaciones sí tienen electricidad, no pueden pagar el importe de las facturas y algunos acumulan deudas millonarias.

Entre los motivos expuestos por la diputada, se menciona que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció como uno de sus objetivos el de lograr el acceso universal a la electricidad en 2030. Esto se ha convertido en un reto debido a que las proyecciones de la AIE estiman que para ese año aun existirán 800 millones de personas sin acceso al suministro eléctrico. “Pese a que esta tendencia es internacional, es un problema que observamos a nivel nacional y que nos obliga a pensar en alternativas para que la población mexicana cuente con el suministro de la energía eléctrica sin que se encuentre sujeto a los recursos económicos de los usuarios”, cita Schemelensky Castro.

“Diferentes organizaciones han promocionado el uso de la energía solar, entre los argumentos recurren a la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) para explicar que la transición a un sistema energético renovable no solo ayuda al desarrollo sustentable de un país sino que además apoya a la economía de un país debido a que los costos de generación e instalación de los equipos son, a la larga, menores a la producción tradicional de energía eléctrica.

Además, de acuerdo con la Ley para el aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable y el uso de tecnologías limpias son de utilidad pública y debe ser considerada en la estrategia nacional para lograr una transición energética.

El objetivo que se persigue con el uso de energías renovables es promover la eficiencia y sustentabilidad energética, así como la reducción de la dependencia de los hidrocarburos como fuente primaria de energía.

A partir de los análisis internacionales y nacionales sobre la utilización de las energías renovables y conscientes del problema de suministro de energía eléctrica persistente en las escuelas de educación básica de nuestro país, se considera que el uso de energías renovables podría constituir una respuesta al problema en la infraestructura educativa en términos de suministro de luz.

La energía solar se convierte en una opción que permitiría por una parte que las escuelas que tengan instalaciones deficientes puedan contar con un servicio de energía de calidad mientras que aquellas escuelas que no tengan los recursos económicos para pagar las tarifas de luz, puedan acceder a la instalación de sistemas de energía solar con los que asegurarían el suministro de electricidad”.