La fotovoltaica en el mundo: Egipto e Irán

El mercado solar de Egipto ha recibido un gran estímulo esta semana: dos importantes bancos de desarrollo internacionales apoyarán con más de 500 millones de dólares estadounidenses la construcción de 1,4 GW de potencia en el país.

El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) ha confirmado que destinará 380 millones de dólares de un fondo de 500 millones para financiar parcialmente 16 proyectos de gran escala en Egipto con una capacidad combinada de 750 MW. El resto de la financiación necesaria para llevar estos proyectos a cabo vendrá del sector privado.

Por su parte, la Corporación Financiera Internacional destinará 203 millones de dólares a la financiación de otras 13 granjas solares con una capacidad acumulada de 650 MW. En total, el BERD junto con la CIF y las inversiones privadas destinarán aproximadamente 1.800 millones de dólares a la solar en Egipto en los próximos años. Los proyectos financiados por el BERD se ubicarán cerca de Benban, al norte del país, y serán los primeros proyectos privados de energías renovables de escala industrial. Según Bloomber New Energy Finance, el 90 % de la energía del país proviene del petróleo y el gas. A pesar de ello, el gobierno egipcio pretende que el 20 % de la electricidad de Egipto provenga de fuentes renovables en 2022.

En Irán, Saga Energy, un fabricante de módulos solares y desarrollador de proyectos solares noruego, ha firmado un acuerdo por valor de 2,5 millones de euros (2,94 millones de dólares estadounidenses) con Amin Energy, de Irán, para construir 2 GW de proyectos de solar en el país. Saga Energy es miembro de Delta Group, una empresa con sede en Taiwán especializada en la fabricación de inversores solares. El informe sugiere que el acuerdo está a la espera de la presentación de garantías económicas por parte del Gobierno iraní, en concreto de SATBA, el Ministerio de Energías Renovables. Irán se ha fijado la ambiciosa meta de instalar 5 GW de renovables para 2022 y ha fijados tarifas de inyección muy generosas para plantas solares de gran escala que han atraído a inversores europeos K+incluidos KPV Solar, de Austria y Quercus de Reino Unido que están desarrollando un proyecto solar de 600 MW en el país.