Investigadores del KIT crean gafas de sol fotovoltaicas

Un equipo de investigadores del KIT ha desarrollado unas gafas capaces de generar energía solar usando células coloreadas semitransparentes con compuestos basados en hidrocarburos. Las células solares alimentan un sistema que mide y muestra la temperatura ambiente y la intensidad de la iluminación.

Las gafas se han diseñado únicamente como objeto de estudio que, según el KIT “podría abrir el camino para futuras aplicaciones como la integración de células solares en ventanas o cubiertas de vidrio”. Las lentes se han integrado en un marco comercial y tienen un grosor de 1,6 mm y un peso de 6 gramos, valores similares a los de las gafas de sol estándar. En las patillas se han integrado un microprocesador y dos pequeñas pantallas.

El KIT afirma que las gafas también funcionan en interiores si la luz equivale a la una oficina o el salón de una vivienda, donde serían capaces de generar 200 milivatios de electricidad que, según el KIT, resultarían suficientes para mantener activos audífonos o marcapasos.

“Las gafas se han desarrollado para ejemplificar cómo las células solares pueden destinarse a usos en los que no sería operativa la fotovoltaica convencional”, afirma Dominik Landerer, del Centro de Estudio de Materiales para sistemas Energéticos del KIT. “Estas células solares son muy interesantes debido a la flexibilidad que presentan y a que su color, grado de transparencia, corte y tamaño pueden adaptarse a la aplicación deseada”.

La Fotovoltaica convencional usa células solares de silicio amorfo. Actualmente se está estudiando el potencial de las células fabricadas con componentes orgánicos, y esta semana otro equipo de investigación del MIT desarrolló la célula solar adaptable a cualquier superficie con una eficiencia superior al 4 %.