Uruguay recibe crédito de 81 millones de dólares para mejorar integración de las renovables

La Corporación Interamericana de Inversiones (CII), miembro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha anunciado que ha aprobado una financiación de 81 millones de dólares para la construcción de una nueva línea de transmisión entre las ciudades de Melo y Tacuarembó, en Uruguay.

Según informa la entidad financiera, la nueva línea es necesaria para la integración proyectos que generan energía renovable para la red eléctrica del país, sin dar más detalles.

La financiación consta de un préstamo A de 56 millones de dólares y un préstamo B de 25 millones de dólares de BBVA a Difebal S.A., que es una unidad del operador de red italiano Terna.

“El financiamiento tiene una duración de 17 años y es clave para asegurar la confiabilidad actual y futura del sistema eléctrico nacional en Uruguay. Esta transacción destaca la importancia de la transmisión actualizada para la promoción de la expansión de las energías renovables en los mercados emergentes y subraya el compromiso de la CII de mitigar el cambio climático”, dijo la CII en su comunicado.

Uruguay llegó a tener una potencia fotovoltaica instalada de 88,4 megavatios a finales de 2016, según el Balance Energético Preliminar 2016 publicado recientemente por el Ministerio de Industria, Energía y Minería.

En Uruguay se lanzó un programa para instalar aproximadamente 200 megavatios fotovoltaicos hace cerca de cuatro años. Hasta la fecha, sin embargo, solo se ha completado una parte de esta potencia.