Subasta para cancelar proyectos contará con categoría para la solar en Brasil

El gobierno brasileño publicó el lunes detalles sobre el mecanismo de la próxima licitación de energía que se celebra no para adjudicar sino para cancelar proyectos y anunció que la licitación dispondrá de tres categorías: eólica, hidroeléctrica y solar.

El certamen, cuya fecha concreta todavía no se ha fijado pero que deberá celebrarse hasta el 31 de agosto de este año, está abierto a proyectos energéticos ganadores en licitaciones de reserva celebradas en los últimos años que dispongan de Contratos de Energía de Reserva (CER) en vigor y que no hayan iniciado todavía operaciones en fase de pruebas. El objetivo de esta licitación es cancelar contratos de proyectos adjudicados en licitaciones de reserva.

En la etapa inicial de la licitación se aceptarán pujas para cada proyecto superiores o iguales al premio mínimo. En la segunda etapa, se aceptarán simultáneamente pujas para todas las categorías.

Este certamen para cancelar proyectos se concreta sin que todavía se haya fijado una fecha para la próxima licitación para la contratación de proyectos solares en Brasil. Según la prensa local, el ministro de Energía Fernando Coelho Filho manifestó varias veces recientemente que todavía se está evaluando la posible celebración este año de una licitación de reserva. Se espera, que de celebrarse, el certamen disponga de una categoría para la fotovoltaica.

Hasta la fecha se han realizado tres licitaciones nacionales con categoría para la solar en Brasil, una en 2014 y dos en 2015. En conjunto se adjudicaron unos tres gigavatios en proyectos. Más de un gigavatio se encuentra actualmente en construcción o en etapa de operación en fase de prueba.

A principios del año pasado se anunció la celebración de dos licitaciones fotovoltaicas ese mismo año, no obstante ambas subastas fueron canceladas.