Resultados de la subasta española confirman que la fotovoltaica no tuvo opciones

El gobierno adjudicó 2.979 megavatios eólicos y un único megavatio fotovoltaico en la subasta renovable que se celebró el miércoles, según informó el Ministerio de Energía en un comunicado.

Al conocer los primeros resultados, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ya había anunciado que presentará una denuncia ante la Comisión Europea, en concreto ante la Dirección General de la Competencia. La asociación pone de relieve que con las condiciones de la subasta se ha discriminado a la fuente fotovoltaica.

El Ministerio Energía comunicó el jueves los resultados definitivos de la subasta. Se adjudicó la totalidad de los tres gigavatios renovables que se subastaban. Además de los 2.979 megavatios eólicos y del único megavatio fotovoltaico, se adjudicaron otros 20 megavatios en proyectos de otras tecnologías renovables. Al certamen acudieron proyectos con más de nueve gigavatios de potencia en conjunto.

Según el ministerio, los proyectos ganadores ofertaron el máximo descuento que se permitía. Al contrario que en otros países del entorno, el sistema de esta subasta es marginalista y se contempla una prima a la inversión. Para esta retribución se ofertaban descuentos que estaban limitados.

Por su parte la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) denunció que las condiciones de esta subasta favorecían a los grandes proyectos eólicos. En caso de empate, las condiciones de la subasta favorecía a la fuente eólica frente a la fotovoltaica.

El mayor ganador en la subasta fue la empresa Forestalia, que se adjudicó 1,2 gigavatios eólicos. Entre los grandes ganadores también se encuentra Enel Green Power, que se adjudicó 540 megavatios eólicos.