Inaugurada central solar de 101 MW en El Salvador

La empresa francesa Neoen anunció la puesta en operación de la central Providencia Solar de 101 megavatios en El Salvador.

Este proyecto, la mayor planta solar del país centroamericano, está compuesto por la subcentral Antares de 76 megavatios, que resultó ganadora en una licitación, y por el bloque Spica de 25 megavatios para el que se acordó un convenio de suministro con la distribuidora de electricidad DelSur.

El proyecto se ubica en concreto en el departamento de La Paz, a 40 kilómetros de la capital San Salvador, e inició operaciones el primero de abril de 2017. A la inauguración del proyecto el martes acudieron representantes del Consejo Nacional de Energía (CNE) y del gobierno, entre ellos el vicepresidente de El Salvador Óscar Ortiz.

Para el bloque de 76 megavatios, Neoen se adjudicó en una subasta una contratación a un precio de 101,9 dólares estadounidenses el megavatio hora. Según el CNE, este precio es un 18 por ciento más bajo que el precio de 123,6 dólares estadounidenses el megavatio hora que se registró en el primer trimestre de 2017 en El Salvador.

En conjunto, Providencia Solar supuso una inversión de 151 millones de dólares estadounidenses y recibió apoyo de distintas organizaciones de desarrollo. La Corporación Interamericana, de Inversiones (CII), que pertenece al Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aportó financiación por 88 millones de dólares estadounidenses. De ellos, 30 millones de dólares estadounidenses corresponden a un préstamo del Fondo Climático Canadiense para el Sector Privado de las Américas gestionado por el Grupo BID.

Por otro lado, la entidad de desarrollo francesa Proparco proporcionó financiación por 30 millones de dólares estadounidenses. Neoen aportó los 33 millones de dólares estadounidenses restantes con fondos propios.

“Permitiendo el surgimiento de esta nueva tecnología en el país y contribuyendo a estructurar esta cadena de valor solar para el desarrollo de otros proyectos solares, Proparco acompaña a El Salvador en su voluntad de generar energía propia y menos cara”, afirmó el responsable de la división de Energía e Infraestructuras de Proparco Emmanuelle Matz.

Con el proyecto Providencia Solar, Neoen fue uno de los ganadores en la primera licitación de plantas de energías renovables en El Salvador, que se resolvió en 2014 y en la que se adjudicaron en conjunto 94 megavatios en proyectos fotovoltaicos.

Además, la empresa francesa también fue uno de los ganadores en la segunda licitación de este tipo, que se celebró en marzo de 2017. En esta última licitación, se adjudicó el proyecto Capella Solar de 136 megavatios a un precio medio inferior a 50 dólares estadounidenses el megavatio hora.

Por otro lado, el proyecto Providencia Solar también implica acción social a nivel local. Según Neoen, el tres por ciento de la cifra de negocios del proyecto, lo que corresponde a 500.000 dólares estadounidenses anuales, se destinará a inversiones sociales como iniciativas sanitarias, de educación y electrificación. Neoen indica que la primera inversión de fondos, en concreto para un centro de salud, ya se ha producido.