Perú no convocará una subasta renovable en 2017

El ministro de Energía y Minas de Perú, Gonzalo Tamayo, ha comunicado que la convocatoria de la subasta de energías renovables prevista para este año no se llevará a cabo. El anuncio se hizo en el marco de una entrevista al medio económico local El Comercio, que reporta que la próxima licitación se realizará probablemente en 2018.

Según indicaciones del ministro, el motivo de la cancelación de la subasta renovable prevista en 2017 se debe a que no todos los proyectos adjudicados en la licitación realizada el pasado año están siendo ejecutados. “Lo primero será hacer una evaluación del desempeño real de los proyectos”, afirmó Tamayo. “Lo que queremos hacer es monitorear el avance de los proyectos que han sido ya adjudicados”. El ministro no dio mayores detalles sobre los proyectos que no se están llevando a cabo.

Perú adjudicó en febrero de 2016 un total de 185 megavatios a proyectos solares a un precio medio de 48 dólares por megavatio hora, que tendrán que estar operativos a finales de 2018. Enel Green Power Peru (EGPP) y Engie Energía Perú (antes Enersur) se adjudicaron el total de la potencia solar licitada en la que fuera la tercera subasta de potencia renovable convocada por el gobierno peruano.

EGPP obtuvo contratos para suministrar 415 gigavatios hora anuales a un precio de 47,98 dólares por megavatio hora inyectado a red, que serán suministrados por la Central Solar Rubí, de 180 megavatios de potencia, y cuyas obras dieron comienzo a finales de 2016.

Engie Energía Perú, por su parte, resultó adjudicataria de un contrato para suministrar 180 gigavatios anuales a un precio de 48,50 dólares por megavatio hora. En su página web, la empresa afirma que el proyecto Intipampa, de 40 megavatios de potencia y que generará la energía comprometida, se encuentra ya en construcción.

Otros tres proyectos eólicos también obtuvieron contratos de suministro en la licitación de 2016, con precios que oscilaban entre los 36,84 dólares y 37,83 dólares por megavatio hora, así como también varios proyectos de las tecnologías biomasa e hidráulica. En la licitación convocada en 2015 y resuelta en 2016, se adjudicó la práctica totalidad del suministro previsto, alrededor de 1.700 gigavatios hora.

“Esta cancelación nos afecta a todos los inversores y genera desconfianza porque no se cumple lo establecido en el Decreto 1002, que obliga al Estado a convocar subastas de energía renovable cada dos años”, indica Abel Arias, CEO de Spacio Ingeniería.  “Pero mientras exista subasta para el 2018, creo que no afecta más allá de que se retrase unos meses”, puntualiza. Desde su filial peruana, Andina Energía Renovable, la empresa española Spacio Ingeniería tiene  dos proyectos solares en Perú en avanzado estado de desarrollo. La intención de la empresa, que en 2015 entró en el accionariado de Entoria Energy para el desarrollo y expansión de proyectos solares principalmente en América Latina, era presentar ambos proyectos a la licitación ahora cancelada. Mientras que el proyecto de 16 megavatios se encuentra en fase de obtener la concesión definitiva del Ministerio de Energía y Minas, el proyecto de 49 megavatios en Mariscal Nieto, misma ubicación del macroproyecto Rubí desarrollado por EGP, se encuentra en la fase final para obtener la fase final del Estudio de Impacto Ambiental (IEAsd), habiendo superado todas las fases de audiencia pública y posibles reclamaciones de afectados con éxito, encontrándose en una fase de entrega final de documento.

Según indica Arias, su empresa ya intentó en anteriores licitaciones que se exigiera “un mínimo de desarrollo a los proyectos para que los postores fueran más serios y existieran garantías de construcción y financiación, de esa forma se garantiza la entrega del proyecto en plazo, y por ende la energía”. Planteamiento que parece concordar con la nueva estrategia adoptada por el Ministerio de Energía peruano.

En Perú se han construido hasta la fecha cinco plantas fotovoltaicas con una potencia en conjunto de 100 megavatios. Estas plantas solares también se adjudicaron contratos de suministro en licitaciones eléctricas nacionales. 

(Emiliano Bellini, María Sarado)