Chile sustituye al carbón por la solar en la planificación de la matriz energética

Chile es el mayor mercado fotovoltaico en Latinoamerica en la actualidad. En la imagen, una instalación realizada por la empresa Kaltemp en el norte de Chile

La Comisión Nacional de Energía chilena (CNE) ha suprimido al carbón en sus previsiones para la matriz eléctrica con cara a 2027. El programa indicativo de obras contemplado en la última versión del informe preliminar de precio de nudo de corto plazo prevé la construcción de centrales de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) con una potencia conjunta de 2.915 megavatios. El 65 por ciento de dicho volumen (1895 megavatios) corresponde a centrales solares, según informa Diario Financiero.

En su planificación anterior, de abril de este año, la CNE consideraba que el 32 por ciento de los 2.922 nuevos megavatios previstos para 2027 correspondieran a centrales de carbón. En su previsión actual, este porcentaje ha sido trasladado a la tecnología solar. Para elaborar los informes preliminares, que se realizan semestralmente y recogen la planificación a diez años, la CNE se basa en los proyectos actualmente en estudio y que son técnica y económicamente viables.

Chile cuenta en la actualidad con una potencia solar instalada de 1.602,5 megavatios, de los cuales 346,2 megavatios corresponden a centrales conectadas al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y 1.256,3 al Sistema Interconectado Central (SIC), según muestran las estadísticas de la CNE.

De cumplirse el cronograma previsto por la CNE en la actualización de proyectos de generación en construcción realizada el 26 de diciembre, a finales de 2017 deberían estar operativos otros 1.063,8 megavatios fotovoltaicos que actualmente se encuentran en construcción (641,9 megavatios en el SING y 421,9 megavatios en el SIC). La CNE prevé que otros 124 megavatios fotovoltaicos estén operativos en el SIC antes de terminar 2018, fecha en la que también deberían estar vertiendo a la red del SING un nuevo proyecto fotovoltaico de 50 megavatios y la central termosolar de 110 megavatios de potencia en Atacama, cuyas obras han sido retomadas recientemente por Abengoa. La empresa solamente se encargará de la ingeniería y construcción de la central termosolar, que ha pasado a ser propiedad de EIG en virtud de los acuerdos de reestructuración de la empresa española en proceso de preconcurso de acreedores. (María Sarado)