Colombia regula el acceso a incentivos para inversiones en renovables

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia ha regulado los trámites para que las inversiones en proyectos renovables puedan tener acceso a incentivos fiscales. Con la Resolución No 1283 de 2016, el gobierno sienta por fin las bases para la aplicación de las medidas de fomento aprobadas en noviembre del pasado año.
La normativa recientemente aprobada fija el procedimiento y requisitos necesarios para obtener la certificación de beneficio ambiental en proyectos de energías renovables. Esta certificación permite formalizar ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) la solicitud de una deducción en la declaración de la renta por el 50 por ciento de la inversión en el proyecto energético. Así como también la exención del Impuesto del Valor Añadido (IVA) de los bienes asociados al proyecto y de impuestos arancelarios relativos a la importación de equipos.
El director del Programa de Energía Limpia para Colombia de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), José Eddy Torres, estima que los beneficios fiscales ahora regulados pueden suponer “una reducción de costos hasta del 30 por ciento de las inversiones requeridas para instalaciones de energía renovables o eficiencia energética”. Torres prevé que este paso dado por el ministerio puede traducirse en una respuesta masiva por parte de inversionistas que quieren apostar a las energías renovables.
Colombia aprobó en 2014 una legislación para promover las energías renovables. No obstante, las medidas concretas se han hecho esperar. En septiembre del pasado año, dos meses antes de aprobar las medidas de subvención tributaria ahora reguladas, el gobierno presentó un Plan de Expansión de Referencia en Generación 2015-2029. Documento que contempla en su escenario más favorable la incorporación de 238,2 megavatios solares en instalaciones de generación distribuida.
A pesar de no haberse publicado aún la normativa para acceder a los incentivos fiscales, en mayo de este año la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) de Colombia anunció haber avalado un primer proyecto. Se trata de una central de 111 kilovatios de potencia de la empresa Synkrom Solar.
Según indica Torres, “el país requiere multiplicar proyectos que suplan la demanda energética, especialmente en zonas no interconectadas o marginadas, tal como lo viene haciendo USAID en regiones como Antioquia, Chocó, Sierra Nevada de Santa Marta, litoral del Valle del Cauca y la Guajira entre otras, donde los sistemas de energía renovables le han cambiado y dignificado la vida a las comunidades rurales”. Se calcula que la potencia actual de sistemas fotovoltaicos aislados gira en torno a los seis megavatios.
Colombia cubre en la actualidad el 70 por ciento de su demanda energética con hidráulica. Aunque el volumen de fotovoltaica de conexión a red no supera los tres megavatios, el Registro de Generación de UPME registraba a mes de junio 49 proyectos solares que suman una potencia de 590 megavatios. Un salto cualitativo teniendo en cuenta que en el mes de abril los 9 proyectos registrados solo sumaban una potencia conjunta de 121 megavatios. (María Sarado)