Se anuncian inversiones por USD 5.000 millones en proyectos solares en México

La Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) y la Secretaría de Energía (Sener) presentaron el estudio Iniciativa Solar en México para promover la competitividad de la energía solar en el país.
Con este estudio se busca la definición de parámetros para una expansión en congruencia con la planeación del sector eléctrico nacional y la identificación de barreras que todavía inhiben el desarrollo del sector eléctrico nacional, según un comunicado.
Según el estudio, los nuevos proyectos de la primera subasta eléctrica de largo plazo se añaden a los 286 proyectos solares que ya están en etapa de desarrollo. Ello representa una capacidad instalada de más de 4.000 megavatios solares en México en 2020 lo que supone inversiones por más de 5.000 millones de dólares estadounidenses en los próximos cinco años.
En el estudio se pone de relieve que el costo de la energía solar es un 70 por ciento más bajo ahora que en 2010 y para ello se toma como referencia el precio medio de 45 dólares estadounidenses el megavatio hora de los proyectos fotovoltaicos adjudicados en la primera licitación eléctrica de largo plazo que se celebró en México tras la reforma energética. Esta licitación se resolvió a finales de marzo pasado.
“Estamos viviendo tiempos de cambio. La reforma energética ha abierto nuevos cauces para la participación privada en el sector eléctrico. Unos meses atrás, la materialización de estas reformas en el corto plazo se antojaba lejana. Hoy esos cambios son una realidad que está transformando a México”, afirmó el presidente de Asolmex Héctor Olea.
También se destaca en el estudio la manera positiva en la que repercuten los precios bajos de los proyectos solares. Se pone de relieve que con ello se reduce el precio de la electricidad en el mercado mayorista, se aumenta la actividad industrial, se impacta positivamente en el Producto Interno Bruto (PIB) y en el empleo y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.
Los proyectos solares ganadores en la primera subasta eléctrica representan una inversión de casi 2.000 millones de dólares estadounidenses y, con las actividades de construcción y servicios relacionadas, tendrán un impacto potencial de más de 12.000 millones de pesos mexicanos en el PIB, según el estudio. Además, se estima que con estos proyectos se crearán 9.200 empleos.
Además, cada 1.000 megavatios de capacidad fotovoltaica adicional podrían reducir el consumo de combustibles fósiles en el equivalente a 1.500 millones de pesos mexicanos anuales.
“En esta primera subasta, el 70 por ciento de las ofertas de venta de energía presentadas corresponden a desarrollos de energía solar fotovoltaica, lo que demuestra la confianza y la competitividad de la energía solar, derrumbando mitos creados alrededor de ella”, añadió Héctor Olea.
México cuenta con un excelente recurso solar. Según el estudio, la irradiación solar media diaria es de 6,36 kilovatios hora/metro cuadrado. El buen recurso solar está además distribuido por la geografía mexicana.
En el estudio se señala que todavía existen retos para el desarrollo de la energía solar, a nivel de grandes proyectos e instalaciones de generación distribuida, siendo un riesgo el retrasar su desarrollo competitivo por decisiones de políticas públicas que sean contrarias a los objetivos de la reforma energética y la transición hacia las energías renovables. (Redacción)