UNEF denuncia la paralización de la industria fotovoltaica en Canarias

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) organiza los días ocho y nueve de marzo sendos eventos en Las Palmas de Gran Canaria y en Tenerife en los que analizará la situación de la industria fotovoltaica en la región española de Islas Canarias, así como el potencial del segmento del autoconsumo. La organización denuncia la paralización de la industria fotovoltaica en la región a causa de la legislación estatal.
UNEF estima que las reformas en materia de energías renovables aprobadas recientemente por el gobierno español produjeron una disminución de los ingresos en unos 28 millones de euros netos el año pasado. Según los registros de la asociación, en 2015 no se instaló nueva potencia fotovoltaica en Canarias. Con ello, la producción de las instalaciones fotovoltaicas fue similar a la del año anterior, 248 gigavatios hora. Ello representa el tres por ciento del mix eléctrico canario.
Por otro lado, UNEF denuncia que a nivel nacional el año pasado se produjo un crecimiento moderado del mercado fotovoltaico en los primeros nueve meses del año, el cual se vio negativamente afectado por la publicación de la regulación de autoconsumo el pasado mes de octubre. En 2015, UNEF estima que se instalaron en España 49 megavatios fotovoltaicos, principalmente instalaciones aisladas y de autoconsumo.
"La inseguridad jurídica generada por los cambios normativos aprobados el pasado año es la causa de la paralización de un sector tecnológico que en 2015 batió un nuevo récord de crecimiento a nivel mundial. Estamos convencidos de que el acuerdo presentado el pasado 24 de febrero y firmado por la mayoría del parlamento español puede representar el principio del fin del impuesto al sol y constituir un importante paso para el desarrollo del autoconsumo en España", afirma el director general de UNEF José Donoso en un comunicado.
La semana pasada, la mayor parte de los grupos parlamentarios suscribieron un acuerdo por el cual se comprometen a modificar la regulación de autoconsumo. En octubre pasado, el gobierno español aprobó el Real Decreto 900/2015 que regula el autoconsumo, el cual contiene elevados cargos para este tipo de instalaciones y es rechazado de plano por el sector fotovoltaico. (Redacción)