La fotovoltaica permite que 160.000 familias peruanas accedan a luz

Cerca de 160.000 familias situados en zonas rurales de toda la geografía peruana accedieron en 2015 por primera vez a la electricidad gracias a la energía solar. El viceministro de Energía Raúl Pérez-Reyes indicó que se trata de proyectos en 1.424 centros poblados que ya disponen de electricidad, informa la agencia peruana de noticias Andina.
Los más de 200 millones de soles (58,89 millones de dólares) invertidos este año en electrificación rural han conseguido elevar hasta el 93 por ciento la cuota de peruanos que disponen de acceso a la electricidad. Durante el próximo año está previsto incrementar el porcentaje de electrificación nacional hasta el 96 por ciento con la incorporación de 150.000 nuevos sistemas fotovoltaicos en entornos rurales, consiguiendo con ello un 82 por ciento de electrificación rural.
De la implantación de los sistemas solares se encarga la empresa Ergon Peru, filial del grupo italiano Tozzi Holing, que el pasado mes de mayo firmó un acuerdo con el Ministerio de Energía para la implantación de 150.000 instalaciones fotovoltaicas en áreas remotas sin acceso a la electricidad. El contrato es fruto de una licitación resuelta a finales del pasado año en la que Ergon Peru salió adjudicada con un precio final de 11,4 millones de dólares para sistemas solares en la zona norte, 8,4 millones de dólares en la zona sur y 8,9 millones en la zona centro. La empresa será responsable de la operación y mantenimiento de las instalaciones hasta el año 2031.
El proyecto forma parte de un programa gubernamental para implantar 500.000 sistemas fotovoltaicos en áreas remotas hasta 2018.
Perú modificó en 2015 su Ley de Electrificación Rural de manera que los proyectos se puedan ejecutar para repotenciar y ampliar las redes existentes. El Decreto Legislativo 1207 permite también el desarrollo de proyectos de electrificación rural para usos productivos en pequeñas comunidades.
Según indicó el ministro Pérez-Reyes, “se destinarán recursos de inversión para este tipo de condiciones, lo cual permitirá desarrollar en las zonas rurales pequeños proyectos para mejorar la productividad y se mejorarán los ingresos de las familias”. (María Sarado)