Brasil: Fitch estima mayor volatilidad a los PPA solares que a los eólicos

La agencia internacional de rating Fitch considera que los contratos de compraventa de electricidad (PPA) fruto de las licitaciones brasileñas de energía tienen mayor penalización para la tecnología solar que la eólica en caso de déficit de generación.
El informe de Fitch “Estrutura de PPAs Brasileiros de Energia Solar – Riscos e Atenuantes à Previsibilidad de Receitas” de finales de diciembre revela que los mecanismos estructurados en los PPA podrían traducirse en volatilidad de los ingresos para los promotores solares. En concreto, Fitch indica que en el caso de un escenario positivo de generación las centrales solares resultantes de la licitación tendrían mayores beneficios, pero en el caso de no cumplir las cuotas de energías comprometidas en el PPA las penalizaciones serían mayores a las que se aplican a las centrales eólicas.
“El grado de volatilidad de los flujos de efectivo de un proyecto de energía solar en Brasil está motivado principalmente por el volumen de energía vendido, tanto en el nivel de P-50 como en el P-90, ya que estos proyectos no están expuestos a los precios del mercado spot", indica Victor Tamega, analista senior del grupo global de Infraestructura y Financiación de Proyectos en Brasil. Estos niveles significan que las centrales solares se comprometen a entregar el 50 por ciento de la energía prevista o el 90 por ciento, y que por cualquier posible déficit existen penalizaciones, lo que podría repercutir en el flujo de caja de los parques fotovoltaicos.
Fitch indica que por regla general los proyectos solares suelen cumplir el 90 por ciento del requisito P-50 y “subestimar este nivel indica un nivel muy poco satisfactorio del rendimiento de un proyecto fotovoltaico”.
La agencia de rating indica que los PPA que suscriben los proyectos eólicos se beneficiarían de un plazo de cuatro años en los que compensar los déficits de energía. Caso que no aplicaría a las centrales fotovoltaicas. "Los proyectos de energía solar fotovoltaica no se beneficiarán por períodos de cuatro años de medición presentes en los PPA eólicos que atenúan los beneficios en caso de défitics de producción", indica Tamega.
Más de tres gigavatios solares han sido adjudicados en Brasil desde que el pasado año se permitiera la participación de la energía solar en las subastas nacionales de energía. Solo en 2015 se han llegado a adjudicar contratos durante 20 años a centrales solares con una potencia conjunta que superan los 2 gigavatios. La intención del gobierno brasileño sería contratar 1 gigavatio solar anual hasta 2018 mediante proceso de licitación. (María Sarado)