Abengoa redefinirá su estrategia solar en Chile pero asegura 950 GWh adjudicados en licitación

Share

La empresa española Abengoa reestructurará también su negocio en Chile como parte del proceso de preconcurso de acreedores en el que se encuentra. El gigante de las centrales solar termoeléctricas inició el proceso de quiebra el pasado 25 de noviembre.
Abengoa tiene intención de ralentizar algunas obras del complejo solar Atacama 1, pero “esto no afectaría el suministro comprometido en las licitaciones eléctricas”, indica la empresa al diario chileno Puso. Abengoa se adjudicó en diciembre del pasado año 950 gigavatios hora anuales en un proceso de licitación de distribuidoras del Sistema Interconectado Central (SIC) a un precio de 114,82 dólares por megavatio hora. Abengoa pujó en un bloque continúo, es decir, de suministro las 24 horas del día. La empresa contaba entonces con cubrir la electricidad comprometida a partir de enero de 2019 con sus dos complejos solares Atacama 1 y Atacama 2. En ambos casos se trata de centrales híbridas solar termoeléctricas de torre y fotovoltaica.
El futuro de Atacama 1, de 100 megavatios fotovoltaicos y 110 solar termoeléctricos, no estaría en riesgo, según indicó la empresa a Pulso, pero sí se prevé el ralentizar algunas obras planteadas para el proyecto. Aunque no se especifican qué parte de la central híbrida sufriría retrasos, Abengoa asegura que la demora no afectaría el suministro comprometido en las licitaciones eléctricas. Las previsiones iniciales indicaban finales de 2015 como fecha para la conexión a red de la planta fotovoltaica y segundo trimestre de 2017 para la central solar termoeléctrica.
La compañía asegura que los proyectos que construye en Chile para terceros no van a presentar retrasos, al tiempo que indica la redefinición de la cartera de proyectos locales. Abengoa también estaría considerando la venta de activos.
En el caso de Chile, el impacto de las dificultades financieras de la compañía en los proyectos de generación se ve amortiguado por el hecho de que la propiedad de los proyectos de energía está compartida con el fondo EIG, que sustenta el 55 de la propiedad.
Abengoa espera recibir esta semana su primera inyección de liquidez de bancos españoles. Los siete bancos acreedores han firmado un acuerdo de intenciones para facilitar a la empresa los 113 millones que requiere para terminar el año. La empresa inició el concurso de preacreedores con una deuda de más de 9.000 millones de euros y casi 5.000 millones en pagos pendientes a proveedores. (María Sarado)