Eiffage Energía es contratada para construir la central solar Quilapilún en Chile

La española Eiffage Energía ha sido contratada por la empresa norteamericana Sunedison para construir el proyecto solar Quilapilún de 110 megavatios de potencia en Región Metropolitana, en Chile. Para este pedido se han firmado dos contratos por valor de 34 millones de dólares estadounidenses en conjunto.
En concreto, se ha cerrado un contrato por 16 millones de dólares estadounidenses para la realización de la obra civil del proyecto. Eiffage Energía indica que en este ámbito los trabajos ya están en marcha. En la actualidad, se realizan las obras de vallado del terreno, suministro de materiales y topografía, entre otros.
Por otro lado, para el montaje electromecánico del proyecto se ha firmado un contrato por un importe de 18 millones de dólares estadounidenses. Este contrato se firmó esta semana.
La central Quilapilún, cuya puesta en servicio se producirá previsiblemente en el primer trimestre del año próximo, estará ubicada en las cercanías de la capital chilena Santiago. Se trata del primer proyecto solar a gran escala en construcción en Región Metropolitana. En regiones del norte de Chile ya se han realizado varios proyectos fotovoltaicos a gran escala.
A finales de julio, Sunedison anunnció haber asegurado financiación de deuda sin recurso para este proyecto. En concreto, la compañía cerró un acuerdo por 160 millones de dólares estadounidenses con la entidad chilena Corpbanca y con el banco DNV. Por otro lado, Corpbanca también financiará el IVA del proyecto en moneda local.
En la central Quilapilún se instalarán más de 350.000 módulos fotovoltaicos. La generación anual de electricidad se situará en unos 242 gigavatios hora. El proyecto inyectará la electricidad al Sistema Interconectado Central (SIC).
La electricidad generada por el proyecto se comercializará en el marco de un acuerdo de comrpraventa de electricidad (PPA) adjudicado en una licitación de empresas distribuidoras resuelta a finales del año pasado. Sunedison anunció el año pasado que llevaría a cabo proyectos fotovoltaicos con una potencia en conjunto de 350 megavatios para cubrir este suministro.
La española Eiffage Energía también ha participado en los proyectos Javiera San Andrés y María Elena que ha realizado la empresa Sunedison en Chile. Con este nuevo proyecto, Eiffage Energía participa en 302 megavatios fotovoltaicos en Chile. (Redacción)