Brasil anuncia 2 GW a 3 GW solares a 2018

Share

El gobierno brasileño anunció el martes que se contratarán entre 2.000 y 3.000 megavatios en proyectos fotovoltaicos nuevos en licitaciones nacionales en el periodo 2015 a 2018. Estas contrataciones se contemplan en el Programa de Inversiones en Energía Eléctrica 2015-2018 presentado el martes por el ministro de Energía Eduardo Braga, en un acto al que asistió la presidenta de Brasil Dilma Rousseff.

La contratación de entre 2.000 y 3.000 megavatios en proyectos fotovoltaicos hasta 2018 supone la adjudicación de entre 500 megavatios y 750 megavatios al año en licitaciones nacionales. Ello significa que la contratación podría ser superior a los 500 megavatios fotovoltaicos anuales que había marcado el gobierno previamente.

El ministro también hizo referencia al Programa de Microgeneración Distribuida que prepara la actualidad la Agencia Nacional de la Energía Eléctrica (Aneel), aunque no precisó los objetivos de instalación de sistemas fotovoltaicos bajo este esquema. Aneel estima que hasta 2024 se podrían realizar 500.000 sistemas fotovoltaicos con una potencia de unos dos gigavatios bajo el programa.

"La energía solar comienza a tener importancia y relevancia", indicó Braga. El ministro también explicó que se espera el desarrollo de una industria de producción de componentes en el sector solar en Brasil como ocurrió con la industria eólica. En Brasil existen requisitos de contenido local para el acceso a financiación del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) para centrales fotovoltaicas

El discurso del ministro Braga estuvo centrado principalmente en la relevancia de las energías renovables, en concreto la eólica, la solar y la biomasa, en las nuevas inversiones en generación. Braga hizo referencia a la falta de lluvias que ha habido en Brasil y a la crisis hídrica. En Brasil, aproximadamente el 70 por ciento de la producción eléctrica es cubierto por la hidráulica.

Por su parte, la presidenta Rousseff recordó que recientemente se deconectaron varias centrales termoeléctricas por una mejora en la hidraulicidad. Debido al aumento del uso de los combustibles fósiles en la generación de electricidad, se incrementaron notablemente los precios de la elecricidad en Brasil. (Redacción)