Brasil apunta a 8 GW de solar y eólica en el Noreste

El gobierno brasileño planea la creación de un fondo de 20.000 millones de reales brasileños (unos 6.560 millones de dólares estadounidenses) para la financiación de unos ocho gigavatios en proyectos solares y eólicos en la región del Noreste. El ministro de Energía y Minas Eduardo Braga comunicó los planes de creación de este fondo para proyectos renovables que suministren principalmente a la industria el miércoles en el Senado.

Se trata de un nuevo modelo de financiación que se prevé introducir una vez que finalicen contratos de proyectos energéticos subvencionados en la región. De la estructuración del fondo estará a cargo el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). La empresa eléctrica Compañía Hidroeléctrica de San Francisco (Chesf) ostentará una participación del 49 por ciento mientras que los inversores tendrán la participación restante del 51 por ciento.

"Tendremos 8.000 megavatios de energía firme para el noreste, usando viento y sol, y a cada megavatio que entra, se libera uno de Chesf", afirmó el ministro Eduardo Braga. El noreste de Brasil se encuentra entre las zonas con mejores índices de irradiación del país y en esta región hay planeados numerosos proyectos fotovoltaicos. También es una región por lo general más vulnerable cuando se producen crisis hídricas en Brasil.

"Con el fondo, el subsidio dejará de ser un peso para el Tesoro y pasa a ser una palanca para el desarrollo del Noreste", indicó Braga. Los subsidios a proyectos energéticos en la región llevan más de 70 años vigentes. El ministro espera presentar el plan de creación del fondo próximamente a la presidenta Dilma Roussef.

En un esfuerzo por diversificar sus fuentes de energía en un momento en el que el país atraviesa una crisis hídrica, el gobierno brasileño ha planteado en las últimas semanas varias medidas para impulsar el desarrollo de la energía solar como el anuncio de dos nuevos concursos solares nacionales este año. La potencia fotovoltaica se sitúa en la actualidad en unos 15 megavatios en Brasil aunque más de un gigavatio en proyectos fotovoltaicos han sido adjudicados en licitaciones. (Redacción)