Costa Rica prepara instrumentos regulatorios para la aplicación del balance neto

Share

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Aresep) de Costa Rica aprobó recientemente sendos instrumentos regulatorios que permitirán previsiblemente la aplicación de la regulación vigente de balance neto para instalaciones de energías renovables, según informó en un comunicado. Se trata de un contrato de interconexión para instalaciones de energías renovables de autoconsumo con venta o intercambio del excedente y de una metodología de cálculo de la tarifa de acceso a red que se aplicará a dichas instalaciones. Los reglamentos de sendos instrumentos estarán en consulta pública en las próximas semanas, paso necesario antes de ser aprobados definitivamente.

Aunque está vigente una regulación de generación distribuida para instalaciones de energías renovables desde abril del año pasado en Costa Rica, la cual se recoge en la norma Planeamiento, Operación y Acceso al Sistema Eléctrico Nacional (Poasen), la falta de dichos reglamentos impide su aplicación. Hasta febrero de este año se podía acceder a un programa piloto de la principal empresa eléctrica del país, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), sin embargo este programa concluyó a principios del mes pasado después de que se alcanzara el cupo máximo previsto de 10 megavatios. Según informa el medio local La Nación, tanto la metodología de las tarifas como el contrato de interconexión se podrían aprobar a mediados del mes de abril.

El sector pide la publicación de los reglamentos a la mayor brevedad

Con el final del plan de generación distribuida, que se lanzó en el año 2010 y que ha permitido el desarrollo de un sector fotovoltaico en el país, finalizó igualmente el principal esquema de fomento para las instalaciones solares. Ante esta situación y a falta de que se hayan publicado los instrumentos de la regulación de generación distribuida, la organización sectorial Asociación Costarricense de Energía Solar (Acesolar) hizo públicas recietemente sus demandas al gobierno. Acesolar solicita que las autoridades competentes "se comprometan a cumplir lo antes posible, todos los requisitos y aprobaciones necesarias para la puesta en marcha de la norma técnica Poasen. Permitiendo así se continúe la interconexión de todos los interesados a la red".

Las otras demandas de la asociación versan sobre la tarifa de acceso, que Acesolar solicita se revise y que la tarifa que se aplique sea justa y proporcional, y sobre el requisito de emplear dos medidores en todos los casos. La asociación defiende que en la medición neta sencilla solo es necesario el uso de un medidor.

6,7 MW de solicitudes de instalaciones solares en el plan piloto

Por otro lado, el ICE ha hecho balance del plan piloto de instalaciones de energías renovables de generación distribuida, el cual tenía un cupo de diez megavatios. En algo más de cuatro años, el ICE ha recibido 410 solicitudes de proyectos fotovoltaicos que suman una potencia de 6.759 kilovatios. Una parte considerable de los proyectos están aprobados o se han completado.

Además de los proyectos fotovoltaicos, el ICE recibió dos solicitudes de proyectos híbridos de las tecnologías solar y eólica que suman 5,38 kilovatios de potencia, un proyecto de biomasa con una potencia de 4,5 megavatios, un proyecto de minieólica con una potencia de dos kilovatios y un proyecto de minihidráulica de 7,5 kilovatios de potencia.

En conjunto, con el plan se recibieron solicitudes para 416 proyectos de energías renovables que suman una potencia de 11.274 kilovatios. De ellos, proyectos que suman 5.592 kilovatios han sido aprobados y proyectos con una potencia de 2.463 kilovatios ya se han puesto en operación. Por otro lado, proyectos con una potencia de 3.218 kilovatios han sido remitidos pero todavía no se han aprobado. (Redacción)