SMA equipa en Bolivia la mayor central híbrida con almacenamiento del mundo

Share

El fabricante alemán SMA equipará tecnológicamente una central híbrida fotovoltaica-diésel en Bolivia de cinco megavatios de potencia y que cuenta con un sistema de baterías. Se trata de la hasta ahora mayor central aislada híbrida con almacenamiento del mundo, que está siendo ejecutada en el departamento de Pando por Isotron como resultado de una licitación realizada el pasado mes de marzo por la eléctrica nacional ENDE, propietaria de la instalación.

Además de suministrar seis inversores Sunny Central 800CP-XT, la empresa también dotará a la central de su tecnología SMA Fuel Save Controllers –un sistema que asume el control de la inyección a la red en función de las necesidades, perfiles de carga y producción–, así como de seis inversores Sunny Central Storage 630, especialmente desarrollados para permitir el almacenamiento en grandes bancos de baterías de ion-litio. "Gracias a nuestro inteligente ingeniería de control, somos capaces de integrar incluso elevadas cuotas de energía solar en redes alimentadas por diésel", indica en un comunicado de prensa Volker Wachenfeld, vicepresidente del departamento responsable de sistemas aislados y almacenamiento de SMA.

Con la iniciativa, que además será la primera megacentral del país, el gobierno boliviano pretende cubrir la mitad de la demanda energética de Cobija, capital del departamento, y pueblos aledaños, estimada en cerca de 37 gigavatios hora anuales. El departamento norteño de Pando se encuentra aislado de la red pública y la totalidad de su energía es producida con generadores diésel. Sólo uno 80 por ciento de la población boliviana cuenta con acceso a la electricidad, pero la intención del gobierno es elevar esa cuota al 95 por ciento hasta 2015, un objetivo en el que las renovables tendrían un papel relevante según indicaba el pasado año el portavoz del gobierno Hugo Sosa. (Redacción)