BCIE financia una instalación solar de autoconsumo en Costa Rica

Share

El banco costarricense BAC San José ha recibido una garantía parcial de crédito de 135.000 dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) como cobertura de la financiación de una instalación dual termo-fotovoltaica en esquema de autoconsumo en la ciudad de San Antonio de Belén.

Según indica el comunicado del BCIE, la instalación de 63,37 kilovatios pico de potencia del Centro Recreativo Club Campestre Español recibe el respaldo económico en el marco del Proyecto Acelerando las Inversiones de Energías Renovables en Centroamérica y Panamá (ARECA) y adquiere el compromiso de asumir la deuda con el BAC San José en caso de un posible impago por parte del propietario de la instalación. ARECA es una iniciativa auspiciada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el BCIE y con aportes del Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, con la que se pretende impulsar proyectos renovables de generación distribuida y de potencia inferior a 10 megavatios de potencia, ofreciendo para ello garantías parciales de financiación con los bancos locales.

El BCEI afirma que con operaciones como esta “se logra que instituciones financieras como el Banco BAC San José SA se consoliden como entes promotores del sector energético costarricense, permitiendo que futuros proyectos de energía limpia cuenten con instituciones bancarias comerciales que financien la implementación de sus iniciativas y propicien una mayor participación de la energía renovable en la matriz energética regional”. En este proyecto también ha participado la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) en su calidad de distribuidora nacional y promotora de la interconexión de pequeños proyectos para autoconsumo energético.
Costa Rica cuenta desde abril de este año con una regulación de autoconsumo que permite tanto el intercambio del excedente de electricidad como su venta. Bajo la misma se pueden acoger los "microgeneradores", con una potencia de hasta 100 kilovatios y los "minigeneradores", con una potencia de hasta un megavatio. Desde 2010 también está en vigor un programa piloto de autoconsumo para energías renovables, coordinado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en cuyo marco se habían instalado a finales de 2013 cerca de 750 kilovatios en instalaciones fotovoltaicas. (Redacción)