Isofotón saldrá a la venta por 35 millones de euros

Isofotón SA, empresa que en su día fuera buque insignia de la fotovoltaica española y con más de 30 años de experiencia, será puesta próximamente a la venta por un importe de 35 millones de euros, según informaciones de la prensa local. La empresa, que dispone de una capacidad productiva anual de 140 megavatios de módulos fotovoltaicos y de células solares, declaró concurso voluntario en junio de 2013 con una deuda cifrada en más 158 millones de euros, que podría incluso alcanzar los 300 millones de euros si el resultado de los contenciosos jurídicos que mantiene la empresa fuera desfavorable.
El valor de los activos dictaminado para Isofotón por los administradores concursales oscila entre los 58 y los 70 millones de euros. A pesar de ello, su intención es dar prioridad a la venta conjunta de la fábrica malagueña para retomar la actividad económica y puestos de trabajo, por lo que proponen al juzgado responsable del proceso concursal el que se abra un plazo de 90 días para la percepción de ofertas de compra para la completa unidad productiva por un valor no inferior al 40 por ciento del activo determinado, es decir, no inferior a 35 millones de euros. La propuesta de los administradores concursales fue presentada el pasado 2 de julio y, de no haber rechazo a las posibles alegaciones presentadas en los 15 días consignados como plazo, el anuncio de la venta podría producirse ya en la segunda quincena del mes de julio.
Los administradores concursales proponen que los criterios de valoración de ofertas amparen el conjunto de los bienes o parte de los mismos, la garantía de solvencia y experiencia en el sector del ofertante, la asunción de gastos e impuestos que genere la venta y las condiciones de pago, lo cual según informa el diario Ideal debería ser "al contado".
Isofotón se declaró en quiebra en junio de 2013 tras un largo proceso de intentos por reactivar la empresa por parte de sus actuales propietarios, el grupo español Affirma (80 por ciento) y la coreana Toptec, y un sinfín de expedientes de regulación de empleo. Precisamente los extrabajadores de Isofotón crearon una empresa, Sunrise Power, para adquirir la fábrica y retomar la actividad laboral y que propusieron un pago aplazado de 37 millones de euros. Hasta la fecha, se tiene también constancia del interés por adquirir las instalaciones fabriles de la multinacional china Suntech y de la italiana Pufin, aunque las ofertas no hayan sido en firme. El importe de la venta será en su mayoría para satisfacer a los acreedores bancarios y avalistas, entre los que se encuentra la Junta de Andalucía, que tiene depositados 29 millones en avales por Isofotón. (Redacción)