La provincia argentina de Salta contará con norma de balance neto

Share

La provincia argentina de Salta contará próximamente con una normativa que permitirá la comercialización del excedente de electricidad de las instalaciones de autoconsumo. El senado de Salta aprobó el viernes un proyecto de ley de balance neto el cual será remitido al gobierno para que lo promulgue, según informan medios locales. La nueva norma establece las condiciones de tipo administrativo, técnico y económico que se aplicarán a las instalaciones de autoconsumo con balance neto.
En la actualidad, no existe todavía una regulación de medición neta a nivel nacional en Argentina. Varias organizaciones, entre ellas Los Verdes y Greenpeace, han propuesto al gobierno central en repetidas ocasiones la introducción de una normativa para impulsar las instalaciones de energías renovables de generación distribuida. Otros países de la región como Uruguay y Brasil ya cuentan con regulaciones de medición neta. En Argentina, la mayor parte de la potencia de las instalaciones de energía solar que se han construido hasta la fecha corresponde a parques fotovoltaicos de megavatios. Actualmente, la potencia fotovoltaica de conexión a red acumulada se sitúa en unos diez megavatios.
El senado de Salta también aprobó el viernes un proyecto de ley para el fomento de las energías renovables, el cual será remitido igualmente al gobierno para su promulgación. Al igual que otras provincias argentinas, la provincia de Salta quiere impulsar el desarrollo de las energías renovables. A mediados de abril, el gobierno presentó un Plan de Energías Renovables, el cual se espera se ponga en marcha este año. Durante la fase de elaboración de este programa, representantes del Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de Salta se reunieron con miembros de la Cámara de Comercio e Industria y de la Cámara de la Minería.
Situada en el noroeste de Argentina, la provincia de Salta cuenta con niveles de irradiación de los más elevados del país. Entre los sectores económicos que destacan en esta provincia, cuya población rondaba los 1,2 millones de habitantes en 2010, se encuentran el turismo, el sector vinícola, el azucarero y la minería. (Redacción)