Portugal apenas registra nueva potencia fotovoltaica en febrero

Share

La Dirección General de Energía y Geología (DGEG) de Portugal no registró apenas nueva potencia fotovoltaica en el mes de febrero. Según el último boletín mensual sobre energías renovables, en febrero la potencia fotovoltaica acumulada en todas la regiones portuguesas se mantuvo en conjunto en alrededor de 309 megavatios. Tan solo se registró un ligerísimo aumento, de menos de un megavatio, de la potencia acumulada de las instalaciones solares de minigeneración, sistemas con una potencia de hasta 250 kilovatios, la cual pasó de 49.878 kilovatios en enero a 50.676 en febrero.
El ligero crecimiento de la potencia solar de minigeneración, cuya nueva instalación se sitúa en cerca de 2,3 megavatios en los dos primeros meses del año, se produce después de que el gobierno portugués aplicara a principios de año una bajada moderada de la tarifa de referencia en el esquema de fomento para este tipo de sistemas de energías renovables. Sin embargo, este segmento todavía ha de crecer considerablemente este año para acercarse a la nueva potencia de 34.929 kilovatios de instalaciones solares de minigeneración que se registró el año pasado en Portugal.
Tanto la potencia de las centrales solares de megavatios como la de las instalaciones solares de microgeneración, con una potencia de unos 3,68 kilovatios por lo general, se mantuvo invariable en febrero. En el caso de las plantas solares de megavatios, recientemente concluyeron varios proyectos pequeños en Portugal por lo que se podría registrar próximamente un ligero aumento de la potencia de este tipo de instalaciones para las que en la actualidad no existe un esquema de fomento para las nuevas instalaciones.
En la categoría la de la microgeneración, la potencia fotovoltaica acumulada se mantuvo en 89.410 kilovatios en febrero en Portugal. El estancamiento de la minigeneración se debe a la drástica bajada de la tarifa de inyección para este tipo de instalaciones introducida por el gobierno a principios de año. A pesar de que el cupo de atribución de tarifa previsto para este año es de 11,45 megavatios, en las primeras cuatro rondas de atribución de potencia del año tan solo obtuvieron tarifa 76 instalaciones que suman una potencia de 271 kilovatios. Para otros 6.379 kilovatios que el gobierno preveía atribuir en este segmento en los cuatro primeros meses del año no hubo interesados.
Mientras este segmento prácticamente se ha estancado, el sector solar portugués está a la espera de que se regule el autoconsumo. La introducción de una regulación de las instalaciones solares de autoconsumo podría dar un impulso al sector después de las bajadas de las tarifas fotovoltaicas que aplicó el gobierno a principios de año. Aunque asociaciones sectoriales han planteado al gobierno en repetidas ocasiones una regulación favorable del autoconsumo, éste todavía no se ha decido a aprobarla. (Redacción)