Enel da comienzo a la construcción de 2 centrales solares que suman 100 MW en Chile

Share

Enel Green Power, una subsidiaria de la empresa energética Enel Group, ha anunciado haber dado comienzo a la construcción de dos proyectos fotovoltaicos en Chile que suman una potencia en conjunto de 100 megavatios. La compañía construye la central Lalackama, de 60 megavatios de potencia, y el parque Chañares, de 40 megavatios, en el norte del país. Ambos proyectos estarán conectados al Sistema Interconectado Central (SIC) y se prevé que entren en operación entre finales de este año y principios del año próximo.
Para ambos proyectos se cerraron acuerdos de compraventa de electricidad en una subasta de distribuidoras de electricidad en el mercado regulado que se celebró el pasado mes de septiembre.
La central Lalackama, de 60 megavatios de potencia, tendrá un coste de unos 100 millones de dólares estadounidenses, según indica Enel en un comunicado. El gobierno chileno ha estimado que este proyecto podría entrar en operación ya en diciembre de este año, según se recoge en la Agenda de Energía presentada la semana pasada.
Enel señala que el coste del proyecto Chañares, de 40 megavatios de potencia, se situará entorno a unos 70 millones de dólares estadounidenses. Esta central solar entrará en servicio previsiblemente a finales de este año o principios del año próximo. El parque está situado muy cerca de la central Diego de Almagro, de 36 megavatios de potencia, que Enel construye en la actualidad en la región de Atacama. Este último proyecto, la primera central solar de megavatios de Enel en Chile, podría entrar en operación en agosto de este año, según estimaciones del gobierno chileno.
El gobierno chileno ha estimado, de acuerdo con el plan de obras de los proyectos de energías renovables a fecha de abril, que entre abril de este año y 2016 podrían entrar en operación 21 proyectos fotovoltaicos con una potencia en conjunto de 833 megavatios, de los cuales 443 megavatios corresponden a proyectos fotovoltaicos que se conectarían al SIC mientras que los 390 megavatios restantes corresponden a proyectos fotovoltaicos que se conectarían a Sistema Interconectado del Grande Norte (SING). (Redacción)