UNEF estima el recorte a la FV española en 920 millones de euros

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) calcula que el recorte a la energía fotovoltaica que planea introducir el gobierno es de 920 millones de euros y con ello tres veces mayor a lo que ha estimado la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). El regulador estima en un informe publicado a principios de esta semana que el recorte se situaría en 373 millones de euros tras analizar el borrador de la Orden Ministerial que recoge los parámetros del nuevo esquema de retribución a las energías renovabes que sustituye a la tarifa de inyección. Sin embargo, UNEF denuncia que ya solo la diferencia entre los ingresos previstos para este año con la normativa de antes de julio y la nueva normativa sería de 550 millones de euros.

A principios de esta semana la CNMC hizo público un informe sobre el borrador de la Orden Ministerial en el que calcula que en conjunto el recorte a las energías renovables será de 1.700 millones de euros. Para la fotovoltaica en concreto, el recorte sería de 373 millones de euros. UNEF denuncia que la CNMC no justifica cómo ha llevado a cabo este cálculo.

La asociación también critica que no se tomen en consideración las diferencias en la producción en función de la localización geográfica para las instalaciones bajo el Real Decreto 661/2007. Y pone de relieve que la CNMC utiliza principalmente en sus cálculos proyectos tipo cuya reducción de ingresos no es tan perjudicial como en la mayor parte de los proyectos. "La falta de rigor técnico y las vaguedades son una constante en el informe", sentencia UNEF.

UNEF calcula que cerca de la mitad de los proyectos fotovoltaicos sufrirán recortes de más del 30 por ciento en relación con las previsiones iniciales de ingresos. Los recortes serán de hasta el 52 por ciento para las grandes centrales con muchos pequeños inversores, según UNEF.
Con el nuevo recorte a la fotovoltaica, UNEF cree que entre un 30 por ciento y un 50 por ciento de las instalaciones no se podrá refinanciar a no ser que haya quitas importantes por parte de los bancos. (Redacción)