La CNMC apunta a que el recorte a la FV será de cerca de 400 millones de euros

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de España calcula que el recorte a las energía fotovoltaica con la última reforma energética se situará en cerca de 400 millones de euros. En conjunto, el recorte a las energías renovables será de unos 1.700 millones de euros. Así se refleja en el informe sobre la propuesta de Orden Ministerial de los parámetros retributivos de las instalaciones de energías renovables publicado por la CNMC el martes. La CNMC calcula que con la reforma energética la merma para la eólica será de 600 millones de euros.
En un comunicado, la CNMC señala que ha recibido unas 600 alegaciones en el proceso de consulta pública al que sometió los parámetros de la nueva retribución para las instalaciones de energías renovables en operación. El nuevo esquema contempla unas 1.300 instalaciones tipo que servirán para calcular la retribución de las energías renovables en operación en España. El nuevo esquema de retribución sustituye a la tarifa de inyección.
La Asociación de Productores de Energías Renovables (Anpier) emitió hoy un comunicado en el que denuncia la política energética del gobierno español, que se está implementando "sin consenso político, territorial o social". Anpier clama que con su política "el gobierno español defenestra la seguridad jurídica". La reforma energética supone un nuevo recorte a las instalaciones fotovoltaicas en operación en España.
Asimismo, la asociación critica que España vaya a mantener "sus actuales 4.400 MW de energía solar fotovoltaica, frente a los 24.920 MW de ciclos combinados de gas que instalaron las grande empresa del sector eléctrico". La asociación denuncia que el gobierno fomente el uso del gas y no apueste por las energías renovables como lo hacen otros países del entorno.
En un informe hecho público la semana pasada, la CNMC apunta que la potencia fotovoltaica instalada en España se mantendrá en 4,4 gigavatios en el régimen especial al menos hasta 2017. Con ello, la CNMC prevé que tras la instalación de los últimos sistemas fotovoltaicos asignados antes de la moratoria a las energías renovables no se autorice ningún nuevo proyecto bajo un esquema de fomento, según se refleja en el "Informe marco sobre la demanda de energía eléctrica y gas natural, y su cobertura. Horizonte 2013-2017".
De hecho, en sus previsiones hace alusión a la regulación de la moratoria, el Real Decreto-Ley 1/2012, así como a la regulación que establece un nuevo esquema de retribución para las instalaciones fotovoltaicas en operación el cual sustituye al esquema de tarifa, el Real Decreto-Ley 9/2013. Por otro lado, la CNMC tampoco prevé un incremento de la potencia en el régimen ordinario. En España hay planeados proyectos fotovoltaicos a gran escala en el régimen ordinario. (Redacción)