La Comisión Europea adopta nuevas reglas sobre la incorporación de las renovables

Share

La Comisión Europea adoptó el miércoles nuevas reglas sobre los mecanismos para la incorporación de nuevos proyectos de energías renovables en los estados miembro. Con estas normas, la Comisión quiere dar apoyo a los estados miembro en la adopción de los objetivos de energías renovables y clima a 2020. Ese año, entre otras metas, los estados miembro deberán alcanzar un 20 por ciento de energías renovables.

Las nuevas normas están en la línea de la postura de la Comisión de una introducción gradual de mecanismos de mercado para las energías renovables. La Comisión destaca que algunas tecnologías ya pueden ser integradas en el mercado. Las reglas establecen que el apoyo público a otras tecnologías renovables se produzca a través de licitaciones competitivas. Algunos países europeos como Francia ya cuentan con mecanismos de subastas para centrales solares. Otros países como Alemania prevén incorporar licitaciones para centrales fotovoltaicas. Las reglas establecen asimismo la sustitución de las tarifas de inyección para nuevas instalaciones de energías renovables por "feed-in premiums", un mecanismo más cercano al mercado. Para las instalaciones pequeñas, la Comisión Europea considera que se pueden seguir aplicando mecanismos de tarifa de inyección. El mecanismo de tarifa de inyección para instalaciones fotovoltaicas está vigente en la actualidad en varios países, entre ellos Alemania, Francia, Reino Unido y Portugal.

Una de las cuestiones en las que quiere avanzar la Unión Europea es en la creación de un Mercado Energético Europeo Único. Para ello, las reglas recién aprobadas prevén criterios para apoyar el desarrollo de infraestructura con el fin de que se incrementen los intercambios de energía entre países. También se quiere apoyar el desarrollo de infraestructura en las regiones menos desarrolladas de Europa. Los intercambios de electricidad son una de las cuestiones clave para la integración de las energías renovables en Europa.

Para promover la competitividad de la industria europea, la Comisión ha decidido que algunos sectores de consumo energético elevado no estén obligados a abonar las tasas al fomento de las energías renovables que se contemplan en el recibo de la electricidad en muchos países. En Alemania, este punto es importante ya que un cierto número de empresas no pagan dicho cánon. Las reglas establecen que además de los sectores de consumo energético elevado que no deberán abonar la tasa comunes para el conjunto de la Unión Europea, los países miembro podrán establecer otros sectores que tengan que abonarla solo en parte.

"Ha llegado el momento de que las energías renovables pasen a participar también en el mercado. Las nuevas reglas proporcionan un marco para diseñar medidas de apoyo público más eficientes que reflejen las condiciones de mercado, de una manera gradual y pragmática. Europa debe alcanzar sus ambiciosos objetivos energéticos y de clima al menor coste posible para el contribuyente y sin distorsiones de mercado injustificadas en el Mercado Único. Esto contribuirá a hacer la energía más asequible para los ciudadanos europeos y las empresas", ha afirmado el comisario de Competencia Joaquín Almunia.

Estas normas serán válidas del uno de julio de este año hasta finales de 2020. La Comisión Europea todavía tiene que aprobar el marco de la política climática y energética a 2030. Esto se producirá previsiblemente en octubre de este año, según acordaron los líderes de la Unión Europea el pasado mes de marzo. Entonces se llegó a un acuerdo preliminar de aumentar la cuota de las energías renovables a al menos el 27 por ciento en el conjunto de la Unión Europea, frente a un objetivo vinculante de 30 por ciento de energías renovables para cada país, como pedían algunos estados miembro. (Redacción)