Japón baja la tarifa un 11% a partir de abril

Share

El Ministerio de Economía y Comercio de Japón ha hecho públicas esta semana la nueva tarifa de inyección para las nuevas instalaciones fotovoltaicas a partir del mes de abril. La bajada que ha aplicado el gobierno japonés es del 11 por ciento. Así, la tarifa para las instalaciones no residenciales con una potencia igual o superior a 10 kilovatios baja de 36 yenes (0,35 dólares) el kilovatio hora a 32 yenes (0,31 dólares) el kilovatio hora durante 20 años. Por otro lado, la tarifa para las instalaciones residenciales de hasta 10 kilovatios disminuye de 38 yenes (0,37 dólares) el kilovatio hora a 37 yenes (0,36 dólares) el kilovatio hora. Esta tarifa es por un periodo de 10 años.
A pesar de la escasez de mano de obra o de ciertos materiales que hay en la actualidad mercado fotovoltaico japonés debido a su rápido crecimiento en los últimos meses, analistas del sector prevén que este año el mercado experimente un notable crecimiento y se convierta, por detrás de China, en uno de los principales mercados fotovoltaicos. En concreto, los analistas de Deutsche Bank pronosticaban a principios de este mes una nueva potencia del orden de los siete gigavatios o más para este año. Entonces también esperaban que la bajada de tarifas fuera del orden del diez por ciento como ha sido el caso.
Desde que se introdujera una tarifa de inyección para instalaciones de energías renovables en julio de 2012, el mercado japonés ha experimentado un gran crecimiento. Según datos del gobierno publicados la semana pasada, desde la introducción de la tarifa de inyección y hasta diciembre del año pasado se instalaron cerca de 6,8 gigavatios fotovoltaicos en el país. Solo de abril a diciembre del año pasado se instalaron 5,1 gigavatios de los cuales 1.047 megavatios corresponden al segmento residencial mientras que 4.125 megavatios corresponden a instalaciones comerciales de más de 10 kilovatios. En conjunto, el acumulado se situaba en Japón a fecha de diciembre del año pasado en cerca de 12,5 gigavatios. (Redacción)