Bolivia anuncia nuevas inversiones en generación eléctrica, entre ellas 5 MW solares

En 2014 se construirá la primera planta de megavatios en Bolivia. El ministro de Hidrocarburos y Energía Juan José Sosa Soruco confirmó la semana pasada durante la presentación de la inversiones en nueva potencia de producción de electricidad año que se llevará a cabo un proyecto fotovoltaico de unos cinco megavatios de potencia en el departamento de Pando, en el norte del país. En conjunto, hasta 2018, Bolivia prevé incorporar 820 megavatios en plantas generadoras de distintas tecnologías lo que supondrá una inversión de 1.171 millones de dólares.
"Estamos trabajando hacia la Agenda Patriótica en disminuir la quema de gas en las termoeléctricas y queremos a partir del 2025 tener invertido nuestra matriz de generación, es decir generar más con hidroeléctricas y otras energías alternativas aprovechando el sol y el viento", afirmó el ministro.
Este mismo mes de enero se inauguró la primera planta eólica de Bolivia, una instalación de tres megavatios de potencia en el departamento de Cochabamba. Además, está prevista la construcción de varias plantas hidroeléctricas en el país. La matriz eléctrica boliviana es cubierta en un 65 por ciento por fuentes termoeléctricas y en un 35 por ciento por hidroelectricidad en la actualidad.
La planta solar, que se completará previsiblemente en agosto o septiembre de este año, estará situada en la localidad de Cobija, en el departamento de Pando, el único de los nueve departamentos de Bolivia que no está conectado al sistema eléctrico principal. La central de unos cinco megavatios de potencia tendrá un coste de aproximadamente 11 millones de dólares estadounidenses.
Por otro lado, la incorporación de sistemas aislados al Sistema Interconectado Nacional (SIN) el año pasado permitió ahorrar en combustibles fósiles, según señaló el ministro. "En la gestión 2013 hemos interconectado muchos sistemas aislados al SIN, eso significó dejar de usar el diesel en los motores, lo que nos ha permitido ahorrar sólo el 2013 como 20 millones de litros de diésel".
En Bolivia, el 81 por ciento de la población tenía acceso a la electricidad en el año 2012 frente al 61 por ciento en 2001 y el 67 por ciento en 2005. (Redacción)