Uruguay publica la metodología del contenido local de su programa solar

El gobierno uruguayo ha publicado la metodología para evaluar el contenido local de los proyectos que participen en el programa solar lanzado el pasado mes de mayo. En el decreto 133/013, el gobierno fijó que éste se situara en un 20 por ciento de insumos nacionales del total de la inversión en el proyecto. Ahora, en la metodología publicada, el gobierno establece que los bienes de capital, equipos y otros materiales de infraestructura tendrán que representar al menos el cinco por ciento de la inversión. Por otro lado, la obra civil, el transporte, montaje y estudios técnicos no deberán suponer más del 15 por ciento de la inversión. La resolución publicada especifica el modo de evaluar el contenido local de cada uno de estos componentes. Así, para los materiales de construcción se comprobará la procedencia de los mismos con la documentación presentada en el proyecto y con los registros de la Cámara de Industrias de Uruguay. Como ya establecía el Decreto 133/013 de mayo de este año, la resolución confirma que el arrendamiento de terrenos para la construcción de la central no será considerado componente de contenido local.
El pasado mes de mayo, Uruguay lanzó un programa de 200 megavatios solares de plantas de hasta 50 megavatios de potencia. El cupo de dicho programa se cubrió en el mes de septiembre, según anunció el gobierno uruguayo. Se espera que las centrales solares se conecten a red hasta medidados de 2015. El programa forma parte de los ambiciosos planes del gobierno uruguayo en energías renovables. La semana pasada, el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman anunció que en el país más de 40 por ciento de la matriz está cubierta por las renovables en la actualidad y que para 2016 se espera alcanzar un objetivo del 50 por ciento. También señaló que en eólica el gobierno se ha marcado un objetivo de 1.300 megavatios.
En energía eólica, Uruguay también ha exigido una cuota de contenido local del 20 por ciento como lo ha hecho para la fotovoltaica. Otros países del entorno como Brasil también exigen un porcentaje de contenido local en proyectos de energías renovables. (Redacción)