Nueva demanda en Estados Unidos contra Trina, Yingli y Suntech

En un breve comunicado en su página web, el productor de módulos chino Trina Solar anunció el viernes su intención de defenderse "enérgicamente" de una demanda "sin fundamento" interpuesta en su contra el pasado 4 de octubre por el fideicomiso de liquidación del fabricante estadounidense Energy Conversion Devices en la corte de distrito de Michigan.

Siguiendo los pasos de otro acusado en la causa, el fabricante también chino Yingli Green Energy, Trina Solar ha rechazado las acusaciones de que ambas empresas se hubieran puesto de acuerdo con Suntech para inundar el mercado de Estados Unidos con módulos solares por debajo de su precio de coste con el objetivo de expulsar del negocio a los fabricantes estadounidenses.

En la demanda, el fideicomiso para la liquidación del productor de capa delgada insolvente nombra como co-conspiradores a fabricantes de polisilicio "tales como" GCL-Poly y Daqo New Energy, junto a tres bancos chinos (China Development Bank, Bank of China y Export-Import Bank of China) y las instituciones estatales National Energy Administration y China New Energy Chamber of Commerce.

La demanda indica que el precio de los módulos solares de los tres fabricantes imputados cayó en un 40 por ciento tras el segundo encuentro del China New Energy International Forum, celebrado los días 11 y 12 de diciembre de 2007. Los presidentes de Trina y Suntech pertenecía al Consejo del citado forum, mientras que el presidente de Yingli era un directivo del mismo.

El fideicomiso afirma que los productores chinos se beneficiaron de unos precios de polisilicio inaccesibles para la competencia y recibieron créditos por más de 17.000 millones de dólares de los mencionados bancos a unos intereses por debajo del mercado, y cuyas fechas de vencimiento se han modificado con regularidad como parte de una práctica que ya ha sido declarada por el Departamento de Comercio estadounidense (DOE) como subvenciones desleales y negocios ilegítimos.

El demandante no ha cifrado una indemnización, pero los documentos judiciales indican que los acusados privaron a Energy Conversion Devices de acceder a un mercado de instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta de 200.000 millones de dólares.

Según indica Trina Solar en su comunicado, "La compañía (Trina) cree que la demanda no tiene fundamento y se defenderá enérgicamente de las acusaciones infundadas. La empresa no está, de momento, en condiciones de evaluar el potencial impacto en su negocio de esta demanda".

El comunicado de Yingli Green Energy Americas del pasado jueves también advierte de que la empresa se defenderá vehemente de las infundadas acusaciones e indica que está “todavía revisando el caso, pero a primera vista esta demanda tiene tan poco fundamento como la demanda antimonopolio de Solyndra”. “En ambos casos, las compañías están en insolvencia y parecen culpar a otros del fracaso de su tecnología de capa delgada y sus erróneos modelos de negocio”, concluye el escueto comunicado de Yingli.

Suntech no se ha pronunciado de momento sobre el caso. La empresa está de momento inmersa en culminar la venta de su unidad Wuxi Suntech, declarada en insolvencia en marzo de este año. Suntech ha confirmado la oferta de adquisición hecha por el consorcio formado por el productor de módulos y células Jiangsu Shunfeng y la sociedad de inversiones Wuxi Guolian Group, ambos de carácter estatal. (Max Hall)