República Checa suprime el fomento a la fotovoltaica

Share

La República Checa reducirá drásticamente el fomento a las renovables el próximo año, según informa la agencia de noticias dpa. Los 56 senadores ratificaron el pasado viernes 13 de septiembre la supresión de la tarifa fotovoltaica para las instalaciones que se construyan una vez comenzado el próximo año. Para las instalaciones eólicas, el fin de los incentivos entrará en vigor a principios de 2015. La medida está pendiente de la firma del presidente Milos Zeman.
Las instalaciones ya existentes seguirán percibiendo las tarifas asignadas, informa dpa. Éstas serán repercutidas en el recibo de la luz del consumidor final y una pequeña parte correrá a cargo de los presupuestos estatales. Las tarifas serán reducidas progresivamente.
Chequia cuenta en la actualidad con aproximadamente 22.000 instalaciones fotovoltaicas que suman una potencia superior a 2.000 megavatios. El consorcio eléctrico semiestatal CEZ, que pretende ampliar la capacidad central nuclear de Temelín en 2025, aplaudió la decisión del Senado.
El Parlamento checo ya había aprobado el pasado mes de agosto suprimir el programa de fomento a la fotovoltaica a finales de 2013 para las instalaciones de nueva construcción. La decisión no toma por sorpresa al sector solar. El viceministro de Industria y Comercio checo Pavel Solc ya había anunciado que la legislación vigente no permite la continuidad del fomento a la fotovoltaica al haberse superado ya en 2011 los objetivos de nueva capacidad generadora fijados para el año 2013. (Petra Hannen)