Japón prescinde de nuevo de electricidad de origen nuclear

Desde primera hora de este lunes, Japón satisface de nuevo su demanda eléctrica sin reactores nucleares. Esta es la segunda vez que el país nipón prescinde totalmente de la nuclear desde que ocurriera la tragedia nuclear de Fukushima en marzo de 2011. El consorcio nuclear Kansai Electric Power (Kepco) desconectó en la noche del domingo al lunes el último reactor de la central Oi, en la provincia de Fukui, en un apagón programado por motivos de mantenimiento.
La última vez que Japón prescindió totalmente de la energía nuclear fue entre mayo y julio de 2012, cuando los 50 reactores del país fueron desconectados para realizar pruebas de seguridad. Desde entonces, Kepco ha seguido manteniendo activos los reactores tres y cuatro de la central Oi, aunque desde principios de septiembre del presente año el reactor tres fue desconectado de la red de nuevo por cuestiones de mantenimiento, sin que se haya programado fecha para su nueva puesta en funcionamiento.
Desde la tragedia nuclear de Fukushima, el empleo de la energía nuclear es un tema muy controvertido entre la población japonesa. Actualmente, el gobierno regido por Shinzo Abe tiene la competencia para dictaminar cuál de los 50 reactores nucleares de los que dispone el país cumple las normas de seguridad y puede ser reactivado.
Antes del terrible accidente nuclear de Fukushima que asoló al país, las centrales nucleares cubrían cerca de un tercio de la demanda eléctrica de Japón. Desde entonces, el país se ha convertido en uno de los mercados fotovoltaicos más relevantes del mundo. Debido al creciente rechazo a las centrales nucleares y a una atractiva tarifa implantada para las instalaciones fotovoltaicas, los analistas pronostican un incremento en la potencia solar en torno a siete gigavatios. (Petra Hannen)