Cerca de 200 MW solares ya tienen licencia provisional en Panamá

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos de Panamá (ASEP) ha concedido este año cinco licencias provisionales para proyectos fotovoltaicos que suman unos 170 megavatios (MW) de potencia y que están previstos en las provincias panameñas de Chiriquí y Coclé. Panamá se ha propuesto impulsar el desarrollo de la fotovoltaica para lo cual aprobó el pasado mes de junio una ley de energía solar que contempla el lanzamiento en el futuro de licitaciones para proyectos de escala de megavatios.
El último proyecto para el que se hizo pública la licencia provisional este mes de agosto fue una planta de 49,5 megavatios de potencia en la provincia de Chiriquí. En esta provincia también hay planeado otro proyecto de 40 megavatios que obtuvo la licencia provisional en julio y una planta solar de 9,9 megavatios planeada por la empresa Enel. Esta última empresa participa en el único proyecto de escala de megavatios en contrucción en la actualidad en el país centroamericano, la planta solar Sarigua de 2,4 megavatios de potencia que realiza la compañía pública Empresa de Generación Eléctrica de Panamá (Egesa) en la provincia de Herrera.
ASEP también ha concedido licencia provisional este año para un proyecto de 59,4 megavatios en Coclé y otro proyecto de 9,9 megavatios en la misma provincia. Además, hay otros proyectos solares que suman 128 megavatios que estarían en trámite inicial.
En junio, Panamá aprobó una ley solar que contempla incentivos fiscales y la exoneración de los aranceles de importación para proyectos fotovoltaicos, entre otros incentivos. La ley también establece también la posibilidad del lanzamiento de licitaciones para proyectos solares en el futuro. En Panamá, ya se han producido licitaciones específicas para instalaciones eólicas en el pasado. Otros países en la región que al igual que Panamá tienen una elevada dependencia de la energía hidráulica y de los combustibles fósiles como El Salvador y Guatemala ya han aprobado proyectos fotovoltaicos en licitaciones en el último año. (Blanca Díaz)