Estudio del BID sostiene que las renovables son una opción viable en América Latina

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hizo público el martes el estudio "Repensando nuestro futuro energético" que muestra que las necesidades energéticas de la región América Latina y Caribe se pueden cubrir con energías renovables de un modo eficiente en costes.
Este libro blanco sobre energías renovables elaborado con motivo del foro regional 3GFLAC, que tuvo lugar ayer en Bogotá, pone de relieve que las renovables representan una alternativa frente a los planes de muchos países latinoamericanos de cubrir la nueva demanda energética con energías fósiles. El informe subraya que con la caída de los precios las energías renovables suponen una opción viable en el futuro energético de la región.
El estudio señala que las energías renovables no tradicionales, entre las que se encuentra la solar, no se han desarrollado todavía en concordancia con su potencial debido a algunas barreras pero también a mitos. Muchos en la región piensan que las energías renovables no tradicionales son un lujo y que no se pueden desarrollar sin subsidios. Sin embargo, en el estudio se pone de relieve la competitividad de las energías renovables no tradicionales.
Más del 50 por ciento de la capacidad instalada en la región América Latina y Caribe corresponde ya a fuentes de energía renovable, en su mayor parte energía hidráulica. Incorporar otras fuentes de energía renovable al margen de la gran hidráulica contribuiría a diversificar la matriz energética, según el estudio. Además se reduciría la dependencia de los ciclos hidrológicos. Por otro lado, las renovables también contribuyen a asegurar la seguridad energética a largo plazo por una cuestión de soberanía y de control de las propias fuentes de energía. También se destacan los beneficios de las energías renovables por cuestiones medioambientales, por los bajos costes de operación y mantenimiento, así como su efecto positivo en el empleo.
Para incrementar los proyectos de energías renovables en la región América Latina y Caribe, el estudio pone énfasis en la importancia de los objetivos nacionales de energía. En cuanto a los mecanismos para aumentar la potencia renovable, subraya al margen de las subastas, uno de los mecanismos más extendidos en América Latina para promover las renovables, la importancia de las regulaciones de autoconsumo, como las existentes en varios estados del Caribe y en México. (Blanca Díaz)