El efecto rebote solar en la fotovoltaica residencial

Share

Investigadores de Australia y Vietnam han analizado la dinámica a corto y largo plazo del llamado efecto rebote de la energía solar.

El efecto rebote consiste en una reducción de las ganancias esperadas de una tecnología más eficiente en el uso de los recursos como resultado de un cambio sistémico o de comportamiento. En el caso de la energía solar residencial, este efecto equivale al cambio en el consumo eléctrico de un hogar derivado de la generación de energía fotovoltaica.

“El problema se da en casi todos los países, sean desarrollados o en vías de desarrollo. El problema que encontramos en Vietnam, donde los clientes abandonaron los sistemas solares, es un hallazgo nuevo. Sin embargo, creemos que también puede ocurrir en cualquier país en el que la política de apoyo a la energía solar no se explique de forma completa y científica, y en el que no se consulte exhaustivamente a los consumidores”, declaró a pv magazine Luan Nguyen, autor correspondiente de la investigación.

El grupo de investigación utilizó un conjunto de datos de panel que abarcaba aproximadamente 3500 hogares en Hanoi, Vietnam, y obtuvo dos conjuntos de datos a nivel de hogar y distrito, respectivamente, que cubrían el periodo 2015-2021. El conjunto de datos de panel contiene información mensual detallada sobre la demanda y las facturas de electricidad, la capacidad del sistema solar, la producción y el tiempo de instalación. Alrededor del 48% de los hogares tenían paneles fotovoltaicos, y el resto utilizaba electricidad procedente únicamente de la red.

“Si los hogares que adoptan paneles solares también cambian sustancialmente sus pautas de consumo energético, es posible que las emisiones globales de carbono asociadas al uso de la energía se mantengan relativamente inalteradas. Este fenómeno se conoce como ‘efecto rebote’, en el que el aumento de la oferta no consigue inducir la sustitución entre la energía solar y la de la red”, explican los científicos. “Cabe destacar que todos los hogares del conjunto de datos no poseían baterías solares, pero ninguno inyectaba energía solar a la red nacional. Esto significa que todos los propietarios de energía solar consumían toda la producción solar o la desperdiciaban”.

Para estimar los efectos de las instalaciones fotovoltaicas sobre el consumo, los investigadores utilizaron la estrategia de identificación de diferencias en diferencias, que es un método estadístico utilizado para calcular el impacto causal de una intervención comparándola con un grupo que no recibió el mismo tratamiento.

“Aprovechando un conjunto de datos de panel sustancial, distintivo y actualizado, desvelamos un efecto rebote sustancial que desafía las presuntas ventajas medioambientales de la energía solar residencial”, destacaron los investigadores. “También somos (que sepamos) de los primeros autores en estudiar la dinámica de este proceso y demostrar que tanto el efecto primario como el de rebote tienden a disminuir con el tiempo”.

A partir de sus datos, los académicos extrajeron cuatro resultados de estimación: dos para el consumo total de electricidad de los hogares y dos para la demanda de la red. “Las únicas diferencias entre los modelos de cada par son la inclusión o exclusión de variables exógenas, y esas diferencias son para comprobar la coherencia de las estimaciones”, explicaron. Las variables exógenas incluían la demanda de electricidad, el precio, la renta y otros parámetros sociales.

Los académicos descubrieron que, al incluir variables exógenas, las instalaciones solares aumentaban inmediatamente la demanda total de electricidad en aproximadamente un 16,3% en comparación con los hogares no solares. Sin embargo, disminuyó a alrededor del 3,5% al cabo de 13 meses. Asimismo, el consumo de la red disminuyó un 3,6% tras la instalación, reduciéndose a aproximadamente un 1,5% al final del periodo.

“Dado que los hogares que instalan paneles solares pueden poseer características no observadas que los distinguen de los hogares que no lo hicieron, existe la posibilidad de que nuestros resultados se vean afectados por factores de confusión no observados”, subrayaron. “Sin embargo, a través de una serie de métodos de diagnóstico, encontramos pocas pruebas de que la endogeneidad o los problemas de mala especificación puedan estar sesgando nuestros resultados”.

El grupo de investigación estaba formado por científicos de la Universidad Griffith de Australia, la Universidad de Adelaida y la Hanoi Power Corporation de Vietnam. Sus conclusiones se presentan en el artículo “Solar rebound effects: Short and long term dynamics” (Efectos del rebote solar: dinámica a corto y largo plazo), publicado en Renewable Energy.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

YPF Luz anuncia la construcción de un nuevo parque solar de 200 MW en Argentina
17 julio 2024 Se ubicará en la provincia de Mendoza: el Parque Solar “El Quemado” es el séptimo proyecto renovable de la compañía, que aportará energía limpia a las...