Los robots autónomos ganan adeptos entre los instaladores solares

Share

En un momento en el que Estados Unidos está pasando de un sistema energético basado en los combustibles fósiles a otro basado en las energías renovables, hay que poner toda la carne en el asador para cumplir los objetivos climáticos. Puede que algunas de esas manos sean robóticas.

La Asociación de Industrias de la Energía Solar (SEIA) prevé una demanda de 800.000 nuevos trabajadores del sector solar de aquí a 2030 para construir los proyectos que Estados Unidos necesita para mantener el ritmo de su plan de descarbonización. Sin embargo, según el Consejo Interestatal de Energías Renovables (IREC, por sus siglas en inglés), el 44% de los empleadores de la industria solar afirman que es “muy difícil” encontrar candidatos cualificados.

Con este reto en mente, los promotores de la energía solar están explorando e implantando cada vez más versiones autónomas y robotizadas de instaladores solares, sobre todo a escala de servicios públicos. Dos de estas empresas son Terabase Energy y Sarcos Robotics Corp.

Terabase consigue financiación
Terabase Energy, creadora del sistema de instalación automatizada Terafab, acaba de obtener 25 millones de dólares de financiación. El aumento de capital fue liderado por Prelude Ventures, SJF Ventures y EDP Ventures para apoyar una ampliación comercial de su tecnología.

La empresa describe Terafab como una “fábrica de campo” automatizada que puede duplicar la productividad de las instalaciones. El sistema de instalación utiliza gemelos digitales, software logístico, un centro de mando digital in situ, una línea de montaje automatizada desplegada sobre el terreno y robots de instalación que pueden funcionar 24 horas al día, 7 días a la semana.

Terabase también abrió este año una planta de fabricación en Woodland, California, y la describió como “una fábrica para hacer fábricas”. La instalación está fabricando actualmente la primera línea de montaje de Terafabs de gigavatios, con capacidad para fabricar más de 10 GW de Terafabs al año.

Terabase afirma que su sistema duplicará la productividad laboral en comparación con los métodos tradicionales de instalación a escala comercial. El sistema ofrece un alto rendimiento, funcionamiento 24 horas al día, 7 días a la semana, y modularidad para permitir una rápida aceleración y una mayor velocidad de construcción de campos solares, reduciendo significativamente los plazos de los proyectos.

“El año pasado probamos con éxito Terafab, construyendo 10 MW de un emplazamiento de 400 MW en Texas”, dijo Matt Campbell, director ejecutivo y cofundador de Terabase. “Este lanzamiento es el siguiente paso hacia una rápida expansión comercial”.

El despliegue comercial de Terafab está previsto para el tercer trimestre de 2023. La empresa afirma que el sistema de instalación automatizada reduce el costo nivelado de la electricidad para proyectos solares a escala comercial. También es escalable, ya que se basa en un diseño modular que puede reproducirse y desplegarse rápidamente.

Blattner y Sarcos
Blattner Company se ha asociado recientemente con Sarcos Robotics para optimizar la seguridad de los empleados y mejorar la eficiencia de la instalación de módulos fotovoltaicos en proyectos solares a gran escala.

“Somos muy optimistas en cuanto al uso de robots en la construcción solar para ayudar a resolver los problemas de escasez de mano de obra, productividad y seguridad que frenan actualmente el progreso de las iniciativas solares en Estados Unidos”, afirma Matt Hadsell, director de innovación y desarrollo de Blattner.

El sistema robótico de prueba de concepto de Sarcos consta de un vehículo de trabajo autónomo, con el brazo robótico Guardian XM de la empresa, y un vehículo de reparto autónomo. La solución utiliza cámaras para identificar dónde deben instalarse los paneles fotovoltaicos. A continuación, el brazo robótico levanta de forma autónoma el panel mediante un sistema de vacío y lo coloca aproximadamente donde debe sujetarse a la estructura de montaje.

“A continuación, el brazo pasa a un modo especial en el que la persona que sujeta el panel puede moverlo fácilmente como necesite para alinearlo y fijarlo a los paneles”, explica Sarcos en un vídeo de su sitio web.

La colaboración se basará en el proyecto Sarcos Outdoor Autonomous Manipulation of Photovoltaic Panels (O-AMPP), financiado con el apoyo de la Oficina de Tecnologías de Energía Solar (SETO) del Departamento de Energía de Estados Unidos. El proyecto O-AMPP comenzó en 2021 y Sarcos espera comercializar su solución a finales de 2024.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Píldoras solares: Somalia licita, arranca el almacenamiento de energía en Bulgaria y una fábrica comunitaria de baterías en Australia
12 julio 2024 Al final de cada semana, pv magazine resume en español noticias importantes acaecidas en los últimos 7 días y publicadas en diferentes portales del gr...