“Ya no podríamos detener el avance de la energía solar y eólica, aunque quisiéramos»

Share

 

La capacidad mundial de generación solar podría alcanzar unos 3,4 TW esta década, según la jefa de análisis solar de BloombergNEF, Jenny Chase.

Chase ha publicado esta predicción en un artículo en el que analiza el estado actual de la energía solar y sus perspectivas de futuro para la revista de energía sostenible Joule, que también se ha publicado en el sitio web ScienceDirect.

El artículo “View from the Solar Industry: We Don’t Need COP26 to Shine, But What Should We Worry About?” incluía la estimación de Bloomberg sobre el volumen de energía solar que se habrá instalado en todo el mundo en 2030, ya que la consultora ha calculado que el año pasado se instalaron 183 GW de energía fotovoltaica y que este año habrá «cómodamente más de 200 GW».

Chase citó la escasez de polisilicio, que hizo subir los precios de los paneles solares el año pasado, como uno de los posibles vientos en contra, aunque el analista solar espera que la situación se alivie con la llegada de nueva capacidad de fabricación de polisilicio este año.

La escasez de terrenos y de puntos de conexión a la red en algunos de los mayores mercados solares también podría plantear problemas para la energía fotovoltaica, aunque Chase señala que los mayores promotores del sector no parecen haberse visto aún frenados de forma significativa por estos obstáculos, y añade que «el avance de la energía solar y la eólica no podría detenerse ahora, aunque quisiéramos».

En cuanto a la cantidad de energías renovables que se necesitan para alcanzar un mundo con cero emisiones netas a mediados de siglo (Chase destaca que la capacidad solar crece mucho más rápido que la eólica), el escenario «verde» de BloombergNEF, centrado en las energías renovables, requeriría 5,3 TW de energía solar en esta década (de los cuales 1 TW se destinaría a la producción de hidrógeno verde) y 19,7 TW en 2050.

Las rutas alternativas trazadas por la analista se apoyan en las tecnologías nucleares y de captura, uso y almacenamiento de carbono que, de momento, no se están desarrollando con la suficiente rapidez, y Chase puso una nota positiva a los lectores intimidados por la magnitud del trabajo necesario al señalar, en relación con las previsiones históricas de implantación de las energías limpias: «Como analistas, somos mucho mejores viendo los problemas de cada país que imaginando un cambio transformador de los sistemas energéticos mundiales».

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.