Reequipamiento de parques solares para la agrovoltaica

Share

 

Enel Green Power, la unidad de energías renovables del grupo energético multinacional Enel, ha puesto en marcha una serie de proyectos piloto agrovoltaicos en nueve emplazamientos en Europa, incluidos dos en Grecia, cinco en España y dos en Italia.

«Nuestro enfoque inicial de la agrovoltaica se basa en la idea de utilizar los parques solares existentes y en funcionamiento», dijo Giovanni Tula, jefe de sostenibilidad de Enel Green Power, a pv magazine. «Estamos tratando de entender si los diferentes tipos de actividades agrícolas pueden integrarse de manera eficiente en plantas que han estado activas en el negocio de la generación de energía durante varios años».

Su enfoque está pensado para utilizar superficies agrícolas que ya se han utilizado para la construcción de plantas solares a gran escala, por lo que no es necesario ocupar nuevas parcelas.

Según Tula, hay mucho espacio para los cultivos entre los seguidores y los paneles. «Un parque solar convencional no cambia la naturaleza del terreno y la agricultura sigue siendo posible», dijo. «Nuestro objetivo es explorar la opción agrovoltaica en parques fotovoltaicos a gran escala o en lugares en los que el negocio de la energía sigue siendo el más importante».

Este modelo de negocio, según Tula, sería completamente diferente de los proyectos agrovoltaicos más «convencionales», en los que predomina el negocio agrícola y los paneles suelen montarse en estructuras especiales a cierta altura para permitir el uso de equipos agrícolas debajo de ellos.

«Estamos planeando desarrollar un concepto que no afecte a la generación de energía existente sin alterar el diseño de la planta y, al mismo tiempo, que permita un negocio agrícola rentable», explicó Tula. «No nos limitamos a añadir alguna actividad agrícola en el borde de una planta para que parezca más verde».

 

La empresa gestionará los proyectos de demostración de forma analítica con socios científicos.

«Las primeras respuestas a nuestro planteamiento deberían llegar dentro de 24 meses y los datos recogidos deberían proceder de la prueba de cultivo de una superficie global de casi 30 hectáreas repartidas en las nueve instalaciones fotovoltaicas, de 2 o 3 hectáreas cada una», dijo Tula, añadiendo que todavía hay que evaluar el alcance de la nueva actividad agrícola. «Puede ser alrededor de un tercio de la superficie de la planta. Pero la proporción adecuada entre el cultivo y la actividad de generación de energía dependerá de las características específicas de cada proyecto».

El modelo también puede adoptarse en plantas solares que ya se benefician de tarifas de alimentación o de incentivos de distinto tipo. Esto podría convertir la integración de la agricultura en una fuente de ingresos adicional, y no insignificante, para los propietarios de las plantas.

Una vez validado por la investigación, el enfoque propuesto debería aplicarse a las plantas fotovoltaicas existentes y a los nuevos proyectos.

«No esperamos que se produzcan grandes modificaciones en el diseño de los nuevos proyectos, salvo algunos ajustes en su disposición para optimizar la integración de la solución agrícola en la planta fotovoltaica», dijo Tula. «Se han puesto en marcha pruebas en plantas existentes con el objetivo de evaluar las condiciones óptimas para ampliar las actividades de cultivo, sin alterar el diseño fotovoltaico ni la rentabilidad de la planta».

La empresa probará varios tipos de cultivos en los proyectos piloto.

«Probaremos cultivos que no crezcan demasiado y también veremos cómo estos cultivos pueden alterar el albedo en las plantas bifaciales», dijo Tula. «Queremos plantar hierbas, flores o plantas que puedan actuar como catalizadores de la biodiversidad, pero también queremos probar calabacines, brécol, berenjenas, espárragos, legumbres e incluso forraje para animales».

Enel Green Power también se plantea probar ciertas formas de ganadería en los parques solares.

«Estamos pensando, por ejemplo, en criar conejos de cierto tipo en el centro de Italia, en la provincia de Viterbo», explicó Tula.

Alternativas agrícolas

Tula dijo que probablemente la agrovoltaica no se desarrollará a gran escala en los próximos años.

«Pero también estoy seguro de que llegará antes de lo previsto», dijo. «Creo que es importante, sin embargo, que intentemos definir lo que podría ser la agrovoltaica en el futuro y, por ahora, estamos intentando ayudar a entender cómo la agroindustria puede encontrar un nicho interesante en los parques solares existentes».

Tula dijo que un gran motor de crecimiento para la agrovoltaica podría venir del propio sector agrícola, ya que podría decidir optar por superficies fotovoltaicas para ciertos tipos de cultivos.

«Es posible que veamos la fotovoltaica especializada en algunos productos agrícolas concretos, excluyendo, por supuesto, todo tipo de plantas con un tallo alto», concluyó Tula.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.