Panasonic abandonará la fabricación de componentes solares

Share

 

Panasonic ha anunciado este lunes que abandonará el sector de la fabricación de energía solar en un plazo de 14 meses.

La marca japonesa ha emitido un comunicado de prensa en el que se exponen los planes de cierre de su fábrica en Malasia, la liquidación de su filial Panasonic Solar Energy Malaysia y el despido de personal, para marzo del próximo año.

La fabricación de obleas, células y módulos solares en la fábrica nacional de la compañía, en la prefectura de Shimane, también cesará a finales del próximo año fiscal, aunque no se despedirá a ningún miembro de la plantilla japonesa, según el gigante eléctrico: «El empleo se mantendrá mediante la transferencia a otras áreas de negocio en las que se espera un crecimiento, básicamente dentro de la fábrica». Panasonic confirmó que la fábrica de Shimane seguirá fabricando inversores, baterías «y otros productos».

La empresa seguirá vendiendo módulos solares con su marca, cuya fabricación será subcontratada. Panasonic declaró que los productos fabricados por terceros se venderán en Japón después de que cese la producción nacional, como ya ocurre en los mercados extranjeros.

La decisión de abandonar la fabricación de productos solares también hará que se reduzca la actividad de I+D fotovoltaica en la fábrica de Nishikinohama, en la ciudad de Kaizuka (Osaka), y que «los recursos humanos… se desplacen a otras áreas de crecimiento», añadió la empresa.

El personal de Malasia no será tan afortunado, ya que Panasonic afirma que «apoyará a los empleados afectados con sinceridad, proporcionando medidas que incluyen indemnizaciones por despido y asistencia para la recolocación».

La medida se produce después de que Panasonic abandonara en agosto un proyecto de asociación con el fabricante chino de módulos de heterounión GS-Solar, que habría supuesto la transferencia de las operaciones de la empresa japonesa en Malasia al negocio chino y la creación de una operación de I+D fotovoltaica por parte de los dos socios. Tras anunciar la posible unión en mayo de 2019, Panasonic abandonó el plan hace cinco meses, afirmando que GS-Solar había incumplido dos plazos para cumplir sus compromisos en el marco de la asociación, y reservándose el derecho de emprender acciones legales contra la empresa china para recuperar las pérdidas consiguientes.

En el comunicado de prensa emitido por Panasonic se afirma que la decisión se ha tomado como parte de una «reforma estructural de su negocio fotovoltaico», y pv magazine ha escrito a la empresa para pedirle más detalles sobre los motivos del cambio de dirección.

La empresa dijo, tras el fracaso de la propuesta de unión GS-Solar en agosto: «Panasonic estudiará todas las medidas posibles, incluida la colaboración de nuevos negocios con otros socios, para restablecer la rentabilidad en el negocio solar para el ejercicio que termina en marzo de 2023, centrándose más en el negocio de soluciones energéticas, combinando módulos fotovoltaicos, [el producto de la compañía] HEMS*1 [Sistema de Gestión de Energía Doméstica] y baterías de almacenamiento.»

mala

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.