Las perovskitas cumplen con el estándar de estabilidad

Share

La tecnología fotovoltaica con perovskitas ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, con un rápido crecimiento de la eficiencia de las células y los módulos, que ha pasado de solo un pequeño porcentaje a cifras que igualan e incluso superan el rendimiento de los productos comerciales de silicio y de capa delgada.

Aunque la estabilidad ha mejorado a un ritmo similar –las primeras células fotovoltaicas de perovskita, fabricadas hace una década, duraron solo unos minutos–, el tema sigue siendo una preocupación clave y ha provocado la cautela de los fabricantes que se interesan por la tecnología.

Sin embargo, el último anuncio de la organización europea de investigación solar Solliance podría aliviar las preocupaciones sobre la estabilidad. Solliance, que incorpora a la organización de investigación holandesa TNO y a su homóloga belga imec, afirma que ha sometido a los módulos de perovskita fabricados en su línea de producción piloto a rigurosas pruebas de estabilidad y que ha obtenido resultados impresionantes que cumplirían con los estándares de la industria.

Riguroso

“Al superar tres tortuosas pruebas de envejecimiento, Solliance y sus socios industriales dan un gran paso hacia la comercialización de esta novedosa tecnología solar”, se lee en un anuncio del organismo de investigación. “Esto tendrá un gran impacto en la aplicación de la energía solar”.

Los módulos encapsulados de vidrio-vidrio, que miden 6 pulgadas por 6 pulgadas con un área de apertura de 100 cm², se fabricaron utilizando un revestimiento por pulverización catódica, deposición de capas atómicas e interconexión láser.

Los resultados

Los módulos se sometieron a pruebas donde fueron expuestos a 1.000 horas de iluminación continua a la intensidad de “un sol”. Según Solliance, el rendimiento aumentó durante las primeras 100 horas antes de estabilizarse.

La siguiente etapa fue el calor húmedo – otra prueba de 1.000 horas que expuso los módulos a una humedad del 85% a una temperatura de 85 grados centígrados. A continuación, se realizaron ciclos térmicos, en los que los módulos se sometieron a 50 ciclos de cambio de temperatura, de -40 a 85 grados centígrados.

Los módulos salieron de la prueba de calor húmedo conservando el 95% de su rendimiento inicial y no sufrieron ninguna pérdida de eficiencia durante el ciclo térmico, según Solliance.

Los módulos probados tuvieron una eficiencia inicial de “más del 10%”, según Solliance, inferior a la que probablemente se necesitaría para avivar un serio interés comercial. Sin embargo, las células de perovskita ya han alcanzado eficiencias mucho más altas y la combinación de este rendimiento con la estabilidad será el siguiente paso.

“Estos alentadores resultados sitúan a la tecnología fotovoltaica de capa fina con perovskita un paso más cerca de la comercialización”, dijo Solliance.