El IFMS inaugura una planta de energía solar en Campo Grande, Brasil

Share

La planta fotovoltaica del Campus del Instituto Federal de Mato Grosso del Sur (IFMS) fue inaugurada el pasado día 30.

La instalación de autoconsumo también servirá para estudio de los alumnos del centro, y generará un ahorro estimado en la factura de la luz del campus de entre el 15% y el 20%.

Durante la inauguración, el decano Luiz Simão Staszczak reforzó que, más que reducir costos, la planta es un motor de desarrollo. Según el gerente, se espera que otras siete plantas comiencen a operar en los campus del IFMS en 2019.

El rector de Investigación, Innovación y Posgrado, Marco Naka, explicó que las plantas servirán para generar un estudio sobre la capacidad de producción de energía en Mato Grosso do Sul.

“Nuestros campus están repartidos por todas las regiones del estado, lo que facilita este trabajo de mapeo y generará información importante para las empresas que quieran invertir en la zona. Además, las plantas serán el origen de una serie de proyectos de investigación, vinculados a diversas áreas de conocimiento”, explicó.

La inversión para la implantación de la planta fue de R$ 470 mil (122 mil dólares). Se instalaron 260 paneles solares y cinco inversores con una potencia total de producción de 71,5 kWp. Parte del equipo se montó sobre el terreno para facilitar el acceso de estudiantes e investigadores. Los otros paneles se instalan en el tejado del campus.

Además, en Três Lagoas, se instalaron 216 placas en el techo del campus y 44 en el suelo, también con fines didácticos. Los resultados preliminares señalados por el profesor de Eletrotécnica Murilo Frigo indican que la planta ha generado, en promedio, 8.600 kWh/mes, lo que representa un ahorro de aproximadamente R$ 3.000 ($US 777) por mes.

Plantas – La implantación de las plantas es parte del proyecto IFSOLAR, elaborado por el Instituto Federal del Sur de Minas Gerais (IFSULDEMINAS) con la participación de otros institutos federales.

Se espera que 19 institutos federales de diferentes regiones de Brasil instalen 91 plantas fotovoltaicas en sus centros. La inversión asciende a más de R$ 40 millones ($US 10,4 millones).